6 mitos sobre las rozaduras del bebé

Un aspecto importante para el bienestar de tu bebé es el cuidado de su piel.

En los niños muy pequeños es muy frecuente la aparición de una afección en la piel llamada dermatitis del área del pañal, conocida comúnmente como rozadura, ocasionada por el uso cotidiano de ciertos productos .

Una rozadura es la inflamación de la piel ocasionada por diversos agentes químicos, proteínas, bacterias u hongos y afecta principalmente a niños recién nacidos y hasta los 2 años de edad, en promedio.
Para prevenir la aparición de rozaduras se recomienda evitar jabones, polvos, aceites, detergentes y productos que contengan alcohol, también es de utilidad mantener a tu bebé sin pañal en lapsos de 10 minutos en cada cambio y aplicar cremas o pomadas a base de óxido de zinc, componente que alivia la irritación, estimula la cicatrización, disminuye las molestias del ardor y comezón, además de evitar la aparición de infecciones.

Nuestras mamás utilizaron varios remedios para sanar las rozaduras y, aunque eran muy populares, muchos de ellos resultaron no ser tan efectivos como se creía:

¡Cero mitos!

  • Fécula de Maíz: este no es un remedio para las rozaduras, funciona para absorber la humedad en el área, sin embargo, no apoya para la prevención o tratamiento de una lesión en el área del pañal, al contrario podría tapar los poros de la piel.
  • Pañal de tela: Seguramente has escuchado que el uso de pañales de tela es mejor que usar un pañal desechable, esto no es muy recomendable debido a que la tela guarda humedad y, con la fricción, genera la rozadura.
  • Toallitas húmedas: No es recomendable el uso de toallitas húmedas debido a que no ayuda a mejorar una rozadura, lo que lograrás haciendo uso de estos productos es generar una mayor lesión en la piel de tu bebé porque se expone la lesión a mayor humedad, es mejor usar un algodón con agua tibia para la limpieza en cada cambio de pañal.
  • Talco: De igual manera que con la fécula de maíz, el talco funciona para absorber la humedad en el área, pero no ayuda a disminuir la rozadura, sino que puede tapar los poros de la piel y debido a la fragancia podría aumentar la irritación.
  • Aceite para bebé: No se recomienda el uso de este producto para la limpieza ya que es un lubricante y sólo se recomienda usarlo después de los cinco meses de edad en caso de presentar resequedad en la piel.
  • Lavar siempre: No se recomienda lavar el área en cada evacuación, esto promueve mayor humedad en la zona del pañal, podría provocar más rozaduras o bien agravar las ya existentes; utiliza un algodón con agua tibia para la limpieza del área.

 

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

bienestaraldia

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *