Cuatro maneras de ejercitarte mientras caminas

Caminar te ayuda a controlar tu peso y es una manera de mejorar tu salud.

Caminar es el ejercicio perfecto. Puedes hacerlo en donde quieras, en cualquier momento y el riesgo de lesionarse es muy bajo. Te ayuda a controlar tu peso, y hacerlo durante 30 minutos al día servirá para oxigenar tu organismo, quemar toxinas y exceso de grasa, además de fortalecer el corazón y los pulmones.

Sin embargo, existe la idea errónea de que para ejercitarse debes inscribirte al gimnasio o a una clase de cardio, pero una rutina que te haga quemar demasiadas calorías no es la única forma de alcanzar tus metas para estar en forma.

Aquí hay cuatro formas en que el entrenador de las celebridades Harley Pasternak, embajador de la marca Fitbit, recomienda para convertir tus paseos diarios en un ejercicio efectivo:

Cambia la velocidad

Acelera el caminar a un paso ligero (de 3 km por hora a 5 km por hora, o de 3 mil a 4 mil 500 pasos en 30 minutos, lo que incrementará tu ritmo cardíaco, así puedes quemar más calorías. Otra forma de deshacerte de calorías es variar la velocidad. Como con cualquier entrenamiento de intervalos, cuando haces ráfagas de ejercicio cortas y más intensas (ejercicios de 30 segundos a un minuto) y descansas entre ellos (en este caso, caminar más lentamente por un minuto) eres capaz de aguantar un ejercicio más exigente por un periodo de más largo de tiempo.

Fitbit-Blaze_Sport-1_RGB_HI

Ir hacia arriba y no sólo por la vista

Puedes ir a caminar a una zona con pendientes o montañosa y por las que puedes caminar de manera segura. Caminar con una inclinación quema más calorías al forzar tus músculos a trabajar más intensamente ya que te tienen que empujar hacia arriba.

Más peso, para bajar peso

Por sí solo, caminar es un ejercicio de soportar peso, ya que estás levantando tu propio peso; como un reto extra, usa una mochila llena de botellas de agua. Si prefieres un peso mejor distribuido, puedes comprar un chaleco de entrenamiento con peso en cualquier tienda de deportes.

Sigue el ritmo

Si encuentras difícil mantener el paso, ponte los audífonos y toca tu música favorita. Hay estudios que demuestran que la música puede ayudarte a entrenar más fuerte y por más tiempo. De acuerdo con el doctor Costas Karageorghis, una autoridad en el ámbito de la música y el ejercicio, la música puede “reducir significativamente la percepción de esfuerzo e incrementar el rendimiento hasta en un 15 por ciento”.

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

bienestaraldia

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *