7 claves para ser mamá después de los 40

Un experto en reproducción asistida nos aclara los mitos y nos da las claves sobre la maternidad tardía, una opción cada vez más extendida en la mujer actual.

Una carrera profesional de éxito, la búsqueda de estabilidad económica y afrontar la vida con la serenidad que da la edad, son los tres pilares en los que se asienta una decisión cada vez más frecuente en nuestra sociedad: decidir ser madre después de los 40 años.

Pero, el reloj biológico lucha contra el reloj social. La biología femenina avanza por otro camino y con otros tiempos. Cuando muchas de estas mujeres (por regla general con estabilidad profesional, económica y emocional) deciden ser madres, se encuentran con los frenos que la biología les pone en el camino: mala calidad ovárica y baja reserva ovocitaria. No es imposible, pero es muy poco viable que se obtenga un embarazo espontáneo, de ahí que estas mujeres deban recurrir a centros de reproducción asistida para conseguir embarazarse.

El director general médico de Ivinsemer, el doctor Antonio Requena, nos da las claves para que las mujeres vinculen biología y momento social con un objetivo: la llegada de un bebé.

¿Es posible ser madre más allá de los 40?

“Es posible y es una realidad. Solo como dato, el 40% de las consultas realizadas en Ivinsemer durante el año 2015, fueron a mujeres mayores de 40 años. Aunque también sabemos que conseguir un embarazo espontáneo es menos probable, por motivos sencillamente fisiológicos, de ahí que la medicina reproductiva desarrolle técnicas y procedimientos para ayudar a estas mujeres”, explicó el especialista.

¿Qué riesgos existen?

“El mayor riesgo que existe, que ya observamos a partir de los 35 años, pero se agudiza al atravesar la frontera de los 40, es el fallo cromosómico en feto. Derivado de esto, también observamos un mayor índice de aborto. Existen muchas posibilidades que estos embarazos no evolucionen como se desea. Pero hay forma de minimizarlos. En Ivinsemer realizamos un análisis para conocer el mapa cromosómico del embrión antes de transferirlo y así ofrecer más garantía de éxito en el embarazo pero también una mayor seguridad en obtener un embrión sano. Este tipo de análisis no solo es recomendable, sino casi una obligación para estas mujeres. Y por otro lado, la prevención. Si no podemos ir en contra de la sociedad y de su realidad, vayamos de la mano. Si una mujer preserva sus óvulos cuando es más joven y los usa cuando socialmente, económicamente o sentimentalmente sea el momento adecuado, encontramos que muchos de estos riesgos, desaparecen”, indicó.

¿La Ovodonación está muy demandada entre estas mujeres?

“A los problemas cromosómicos, encontramos también que a veces la cantidad de los óvulos no es adecuada para conseguir embarazo. En estos casos, sabemos que intentar buscar gestación con óvulos de donante es lo más recomendable porque el resto del aparato reproductor no envejece a la misma velocidad, es decir, que el útero es válido pero no tanto sus óvulos. Los índices de embarazo conseguidos con este tratamiento, son muy elevados”, detalló el doctor Antonio Requena.

¿Qué ventajas ofrece la maternidad tardía?

“Tomar la decisión de ser madre y conseguirlo es siempre un motivo de celebración. En estos casos, en concreto, nos encontramos con mujeres con una estabilidad emocional, económica y profesional, se encuentran en un momento óptimo y maduro, y afrontar un embarazo y una crianza en ese momento siempre es muy ventajoso, apuntó el experto.

¿Qué consejos puede darle a una mujer de más de 40 que se esté planteando ser madre?

Hacerse un estudio médico para saber que todo está bien, que partimos de un buen estado de salud. No esperar demasiado, porque los años aquí son claves, que si lo tienen claro, no lo dejen pasar más tiempo. SI después de 6 meses no llega un embarazo natural, que se pongan en manos de un médico especialista. Nosotros además aconsejamos, y consideramos que es muy importante que se haga un estudio cromosómico previo de los embriones, porque no sólo buscamos un embarazo, buscamos un niño sano en casa. Y saber y conocer, que cuando el embarazo con óvulos propios no llega o se complica, existe la posibilidad de hacerlo mediante Ovodonación con óvulos jóvenes donados”, puntualizó.

 

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

bienestaraldia

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *