Cómo hacer un pan de muerto en 7 sencillos pasos

Si lo tuyo es la repostería ¡no importa la edad que tengas! te damos una sencilla receta para preparar un delicioso pan de muerto. ¿Nos invitas?

La historia del pan de muerto comienza con la llegada de los españoles a México, pues ellos fueron los que trajeron el trigo a nuestra sociedad.

El gusto por el pan se fue afianzando entre la cultura novohispana poco a poco y desde esos tiempos la elaboración del pan estuvo asociada a fechas especiales de fiesta en el calendario religioso, por ejemplo para los días de reyes, para la semana santa y la de corpus, así como para el día de los fieles difuntos.

En algunas comunidades, la masa del pan elaborado con manteca se decora con formas de huesos hechos de la misma masa del pan y se espolvorea con ajonjolí o azúcar para conmemorar el día de los fieles difuntos.

La manteca nos ayuda a que la masa permanezca húmeda, impermeable y elástica hasta su mejor punto, además de contribuir a que la masa esponje generosamente al momento de la fermentación para entrar al horno.

En las grandes urbes como la Ciudad de México el pan de muerto se hace de masa para bizcocho, sólo que ésta se aromatiza con granos de anís, raspadura de naranja y limón y con agua de azahares, y sobre la masa se colocan las canillas y la canícula, que asemejan huesos.

Y para darle el sabor dulce al pan es necesario barnizarlo con manteca derretida para después espolvorearlo con azúcar. En nuestra historia todos los alimentos con un sabor dulce eran indicativos de fiesta, y el pan de muerto no es la excepción, pues aparece en las panaderías del país para conmemorar el día de muertos y pasar a formar parte muy importante en la tradición del altar de muertos que hasta hoy en día acompañando esta tradición en los hogares mexicanos.

Sin el pan el día de muertos estaría incompleto, es por ello que las recetas tradicionales se guardan celosamente por generaciones de familias y panaderos tradicionales que en estos días trabajan afanosamente para que llevemos hasta nuestros altares la suavidad, el perfume y la dulzura del pan.

¡Alista los ingredientes y manos a la masa!

Receta 

Ingredientes

  • 1 kg de harina.
  • 300g de azúcar.
  • 300g de manteca.
  • 200ml de agua.
  • 5 huevos.
  • 30g de levadura fresca o 10g de levadura en polvo instantánea.
  • 1 cucharada de agua de azahar.
  • 1 cucharadita cafetera de sal.
  • 1 naranja.
  • 2 limones.
  • 1 cucharadita de anís molido.

Preparación

  1. Ralla y exprime la naranja y los 2 limones.
  2. Haz una fuente con la harina y coloca en el centro el azúcar, los huevos, el agua, el agua de azahar, el anís, el jugo de los limones y la naranja, y la levadura. Incorpora una vez que estén completamente revueltos, agrega la sal.
  3. Mezcla muy bien y amasa hasta que la pasta no se pegue en la mesa y quede elástica.
  4. Agrega un poco de manteca en cuadritos y continúa amasando hasta que la pasta quede casi transparente.
  5. Deja reposar la mezcla por cuatro horas. Reserva un poco de masa. Con ella elabora tres tiras largas en forma de canillas y decora el pan de muerto. Al centro coloca una pequeña bola de masa.
  6. Posteriormente coloca el pan sobre una charola para hornear previamente engrasada con manteca. Hornea por una hora a 180 grados centígrados.
  7. Ya tibio se barniza con manteca derretida y se espolvorea con azúcar hasta cubrir todo el pan. ¡Listo!
pan-de-muerto
Receta cortesía de Manteca INCA®.

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

bienestaraldia

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *