4 errores comunes al querer bajar de peso

Cuando decidimos modificar nuestra dieta para perder peso o disminuir tallas se cometen errores importantes que son muy comunes al eliminar alimentos y productos de suma importancia para la nutrición del organismo, o incluso, para obtener energía que permita realizar actividades físicas que contribuyan en el propósito inicial.

#1 Al iniciar un plan alimenticio exclusivamente para perder peso corporal al cual nos referimos como dieta, inmediatamente se piensa en consumir sólo vegetales o algunas frutas, incluso ensaladas como plato único y con ello se renuncia a emprender una ingesta alimenticia equilibrada, completa y balanceada que sea rica en aportes vitamínicos para el organismo.

#2 Por ejemplo, el pan es uno de los primeros productos que se dejan de consumir sin importar que éste sea considerado base de la pirámide alimenticia, sin embargo, pareciera que se ha convertido en el enemigo a vencer lo cual genera mitos y falsas creencias.

Por eso es importante dejar de relacionar a la pérdida de peso con restricciones alimenticias imposibles de continuar a largo plazo porque quizá el organismo pueda resistir por algunos días, pero hacerlo por algún tiempo puede traer consecuencias negativas.

#3 Otro error que se comete es eliminar la ingesta de leche o productos lácteos sin tomar en cuenta que se encuentran dentro de las recomendaciones dietéticas con hasta tres o más porciones al día por la cantidad de múltiples minerales que aportan al organismo.

Los investigadores Javier Fontecha y Manuela Juárez del Departamento de Bioactividad y Análisis de alimentos del Instituto de Investigación en Ciencias de la Alimentación (CIAL) CSIC-UAM han señalado que según revisiones científicas no hay evidencias que justifiquen el reducir el consumo de productos lácteos enteros ya que parecen aportar efectos beneficiosos para la salud.

Esta información fue compartida dentro de la investigación del año 2012 de la Fundación Alimentación Saludable que lleva por nombre, “Avances en Alimentación Nutrición y Dietética”, donde señalan que esta información permite tener una apertura ante estos productos y valorar la imagen de la grasa láctea ya que al ser una fuente de ingredientes bioactivos su consumo puede aportar beneficios para la salud o disminuir el riesgo de enfermedades crónicas en humanos.

# 4 A estos errores podemos sumar una incontrolable obsesión por consumir productos light, bajos en calorías, no beber suficiente agua para mantener una correcta hidratación, consumir solo edulcorantes o realizar menos comidas al día lo que genera más ansiedad, hambre y un descontrol al organismo.

Es sumamente importante que consultes con un especialista de la nutrición las opciones que tienes para emprender una vida sana y equilibrada en la alimentación. Intenta equilibrar todo lo que ingieres y apuesta por una calidad de vida.

Sitios de interés

Instituto de Investigación en Ciencias de la Alimentación (CIAL) CSIC-UAM:  http://www.cial.uam-csic.es/http://www.cial.uam-csic.es/

Fundación Alimentación Saludable: http://www.alimentacionsaludable.es/

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

bienestaraldia

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *