7 pasos que debes seguir en caso de un sangrado nasal recomendados por un doctor

El doctor Paul Takahashi, especialista de Mayo Clinic, nos explica los 7 pasos que debemos seguir para atender de manera efectiva un sangrado nasal.

El sangrado generalmente deriva de una gripe, de una infección de los senos paranasales, del aire seco, de una costra que se mueve o del consumo de ciertos medicamentos como los esteroides nasales.

Un sangrado ocasional de la nariz no es motivo de preocupación ni tampoco son peligrosos, aunque posiblemente desees hablar con el médico si los sangrados se vuelven regulares y molestos.

La mayoría de los sangrados nasales son fáciles de tratar. El doctor Paul Takahashi, miembro del Área de Atención Primaria de Medicina Interna de Mayo Clinic nos enlista los pasos que debemos seguir para atender de manera efectiva un sangrado nasal:

  1. Ante todo asegúrate de estar sentado. Eso disminuye la presión en las venas de la nariz, lo que hace más lento el flujo de la sangre.
  2. Inclínate ligeramente hacia adelante para evitar que tragues sangre. Suénate la nariz con suavidad una o dos veces para desalojar cualquier coágulo sanguíneo.
  3. Presiona la parte delantera y suave de la nariz entre los dedos pulgar e índice. Hazlo durante 5 minutos aproximadamente. La presión debe detener el flujo de la sangre. Repítelo durante 10 minutos, en caso necesario.
  4. Para impedir que el sangrado empiece nuevamente, durante unos días no introduzcas el dedo en la nariz ni te suenes, no pujes y tampoco te agaches por varias horas.
  5. Busca atención médica si el sangrado se deriva de una lesión en la cabeza o de un accidente, o en caso de que no se detenga después de 30 minutos.
  6. Para ayudar a prevenir futuros sangrados nasales, mantén húmedo el revestimiento interior de la nariz. Aplícate regularmente un espray nasal de solución salina para humedecer las membranas nasales secas. Además, un humidificador para humedecer el aire de la casa también puede ser útil.
  7. Si tienes sangrados nasales recurrentes, consulta al médico. Él revisará tus fosas nasales y de ser necesario te canalizará a un especialista en otorrinolaringología. Si tomas anticoagulantes, el médico puede recomendarle ajustar la dosis.

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

bienestaraldia

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *