Mejora tu digestión en este 2017 con 4 rutinas de yoga

La salud es uno de los aspectos más importantes en la vida, por ello, entre los propósitos más importantes que se renuevan al iniciar el año está el vivir con bienestar, en primer plano.

Iniciar un año es como un borrón y cuenta nueva con 365 oportunidades para convertirnos en una mejor persona, aunque por momentos perdamos el rumbo en el intento entre la rutina ajetreada del trabajo, el cansancio, estrés y las tareas del hogar, en ocasiones realizar actividades que benefician a la salud como tener una dieta correcta o hacer actividad física quedan en el olvido.

Sin duda, la mala alimentación y el sedentarismo producen sobrepeso, además de trastornos digestivos como inflamación, estreñimiento y gases por lo que contar con opciones para mejorar nuestra digestión es la mejor manera de iniciar el año.

¿Qué te parecería disminuir esos problemas digestivos a través del yoga? Ana Paula Domínguez, Directora del Instituto Mexicano de Yoga te comparte estas 4 sencillas rutinas  para que inicies este 2017 renovado y sintiéndote en excelente estado:

Yoga para movilidad intestinal

  • Este ejercicio se llama Uddiyana Bandha y te ayudará a tener mejor movilidad intestinal.
  • De pie con las piernas separadas a lo ancho de la cadera. Los brazos paralelos al piso y las palmas de las manos viendo hacia el frente.
  • Empieza a subir los brazos y cuando estén paralelos al piso comienza a inhalar por la nariz y mira hacia el techo, junta las palmas de las manos por arriba de la cabeza.
  • Exhala, baja los brazos al mismo tiempo que flexionas las rodillas ligeramente y apóyalas sobre ellas.
  • Cuando saques todo el aire, jala ligeramente el ombligo hacía la columna vertebral, mete la barbilla hacia el cuello y mantén el aire fuera por 5 segundos.
  • Posteriormente, estira las rodillas y lentamente repite la inhalación; sube los brazos por arriba de la cabeza, exhala y repite 5 veces más el ejercicio.

Yoga para activar tu metabolismo 

  • Para activar tu metabolismo puedes realizar la respiración Bhastrika Pranayama. Esta postura la puedes hacer sentado sobre una silla o con las piernas cruzadas.
  • Toma una respiración profunda y, al exhalar, saca todo el aire y jala el ombligo hacía la columna vertebral.
  • A partir de este momento, concéntrate en exhalar rápidamente con la intención de jalar el ombligo hacia la columna vertebral, como si estuvieras bombeando el punto del ombligo.
  • Tu atención debe de estar en la exhalación rápida y continua.
  • Continúa repitiendo 50 veces esta respiración. Puedes practicarla de forma diaria.
  • Esta respiración no está indicada en caso de embarazo o presión arterial alta.

Torsiones para activar tu digestión

  • Antes de realizar esta torsión, bebe una taza de agua tibia a sorbitos.
  • Posteriormente acuéstate sobre la espalda y respira profundo.
  • Dobla tus rodillas. Inhala profundo y en la exhalación gira las rodillas hacia el lado izquierdo y estira tus brazos en forma de cruz a los lados del cuerpo.
  • Gira tu cabeza hacia el lado derecho. Toma cinco respiraciones profundas y posteriormente regresa las piernas al centro.
  • Repite la postura en la otra dirección. Descansa y luego bebe otra taza de agua tibia a sorbitos.
  • Puedes practicar esta postura todos los días y es ideal en caso de tránsito lento.

Postura para mejorar la digestión y reducir el estreñimiento

  • Esta postura se llama Supta Pawanmuktasana y es ideal para ayudar a mejorar la digestión, liberar gases y reducir estreñimiento.
  • Comienza acostado sobre la espalda. Flexiona la rodilla derecha trayendo el muslo hacia el pecho y toma la rodilla con tus dos manos, la pierna izquierda se mantiene en el piso estirada.
  • Inhala llenando los pulmones lo más posible; sostén el aire dentro, eleva la cabeza y los hombros fuera del piso, tratando de tocar la nariz con la rodilla derecha.
  • Lentamente exhala; relaja el cuerpo. Repite tres veces con la rodilla derecha y tres veces con la rodilla izquierda.
  • Por último, dobla las dos rodillas y llévalas al pecho. Inhala y eleva la cabeza y hombros para que tu nariz quede entre las dos rodillas.
  • Mantén el aire dentro y exhala lentamente. Repite tres veces.
  • Esta postura no está indicada en casos de presión arterial alta o ciática.

Recuerda, además de integrar estas rutinas a tu vida diaria, se recomienda complementar con probióticos que ayudarán a restaurar tu flora intestinal y fortalecer tu salud digestiva. Asimismo, es importante modificar gradualmente tus hábitos alimenticios, integra lácteos, pescado y pollo para obtener proteínas, así como verduras, frutas, leguminosas y cereales integrales.

Que este 2017 tu salud sea lo más importante; atrévete a romper tu rutina, disfruta, cuídate y logra tus propósitos con estos sencillos cambios que marcarán una gran diferencia en tu estilo de vida.

 

 Sitio de interés

Instituto Mexicano de la Yoga: http://www.yoga.com.mx/

 

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

bienestaraldia

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *