Ponle buena cara al trabajo

Muchas veces nuestro trabajo nos saca canas verdes y en algún momento deseamos renunciar y empezar nuevamente la búsqueda de otro empleo. Para estar feliz y en armonía con lo que hacemos es necesario que mantengas una buena actitud y encuentres el gusto por lo que realizas.

Uno de los aspectos más comunes por los que nos encontramos inconformes con nuestro trabajo, es que existe algún aspecto que nos desanima a llevarlo a cabo, a continuación te doy algunas recomendaciones para que le des vuelta a esos factores negativos que hacen que odiemos nuestra chamba.

Buscando el mejor trabajo

No hay que ser un sabio para saber que lo ideal es trabajar en actividades que disfrutes y te motiven a ser mejor cada día. Esto te llevará a subir posiciones, a lograr aumentos, además de que te dará crecimiento personal.

Está comprobado que la forma como nos sentimos en nuestro trabajo afecta los demás aspectos de la vida.

Sentirnos insatisfechos y desmotivados en el trabajo puede traer efectos nocivos en la salud, desde problemas sicológicos, ansiedad, depresión y hasta agresividad. Pasando por problemas en el estómago, dolores de cabeza, etc.

Para darle solución a estos problemas, tienes que tener claro qué te gusta y qué te disgusta, así será más fácil que puedas impulsar aquello que te agrada y darle solución a lo desagradable de acuerdo a tus habilidades.

No me gusta mi trabajo

Para algunas personas lo que hace que se levanten de la cama para irse a trabajar es su equipo de trabajo. Llevarse bien y tener una relación armoniosa y de amistad con tus compañeros, hace menos pesado y tedioso el trabajo.

En estos casos debes de analizar bien si lo que estás haciendo es por necesidad y que tengas claro hacia dónde deseas ir y cómo puedes llegar. Todo esto requiere de un gran esfuerzo, pero así te abrirás a las oportunidades que te permitan llegar a tu objetivo.

Extraño mi vida social

Para muchas personas, su trabajo es muy demandante. Largas juntas, reuniones con clientes, comer a deshoras, nunca se desconectan ni los fines de semana. Aunque su trabajo les apasiona, a veces desearían botar todo y no saber por unas cuantas horas de los pendientes de la oficina.

En la actualidad, cada vez es más frecuente que el trabajo invada el tiempo libre de las personas, afectando su vida personal y social. Para darle solución a este problema, debes de establecer límites claros. La solución está en tus manos, en la medida que tú mismo decidas hasta dónde puedes, debes y te sientes bien y parar en el momento que sientas que estás rebasando tus límites.

Nadie valora mi trabajo

Cuántos casos propios y ajenos conocemos de gente que lleva un buen tiempo en su trabajo y jamás ha recibido una palabra de motivación o reconocimiento por lo que hace. Desgraciadamente sólo reciben regaños de cuando llegan a realizar algo mal. Esto los lleva a sentirse frustrados y cuestionarse si realmente son buenos en lo que hacen. Si no han renunciado es porque realmente les gusta lo que hacen y disfrutan el ver la reacción de gente externa que goza de su trabajo.

Para sentirnos cómodos y satisfechos en nuestro trabajo necesitamos la valoración positiva de la gente con la que lo realizamos, de no tenerla es difícil sentir que nuestro trabajo es importante. En esta situación, tienes que ser tajante y valorarte a ti mismo, si consideras que estás haciendo bien tu trabajo, no vivas a expensas del valor que te pueda dar otra persona.

Para tomar en cuenta…

Para sentirte realmente satisfecho en el trabajo debes de tener muy claro qué es lo que deseas hacer y hacia dónde quieres llegar.

Mantén una actitud positiva, esto te ayudará a realizar mejor las cosas y encontrar mejores oportunidades y soluciones a tus problemas.

Para que otros valoren tu trabajo es muy importante que tengas confianza en ti mismo y convencerte de que estás haciendo las cosas bien.

Si surge algún problema con tu jefe o algún compañero de trabajo, resuélvelo de la mejor manera, que sea directo y con respeto.

Recuerda que si haces lo que te gusta, defiende tu trabajo aun cuando no esté todo a tu favor.

¡Mucha suerte!

15590127_10212044741933312_6153570698608997279_nSobre la autora

Angie García es Directora Editorial de LOmasrecomendable, fan de la comida, la música y de vivir sin complicaciones.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *