A mejorar el lunch familiar añadiendo peras

Como padres de familia es importante brindar a los hijos un lunch nutritivo y atractivo que el pequeño sí se coma. Las peras son una excelente alternativa por su sabor y por la gran variedad de colores que brindan. Por nutrióloga Esther Schiffman Selechnik. 

A pesar de que en México un gran número de niños y adolescentes no desayuna, ya existe una mayor conciencia de que el desayuno es el alimento más importante del día pero aún falta concientizarnos un poco más acerca de la importancia que tiene un lunch saludable para brindar el combustible necesario para que el cerebro y todo el organismo de los niños enfrenten el día al 100 por ciento de su capacidad.

Estudios han demostrado que aquellos niños y adolescentes que se saltan el lunch tienen mayores dificultades para concentrarse en clase y menos energía en sus actividades deportivas y se exceden en otros alimentos poco saludables a lo largo del día, como lo muestra la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en su Guía de Nutrición de la Familia.

Un problema grave es que la Profeco muestra que en México aproximadamente 74% de los padres de familia, por falta de organización o de creatividad, da dinero a sus hijos para comprar su desayuno o lunch en la escuela y la mayoría de ellos prefiere gastarlo en golosinas, jugos envasados y frituras. Este hábito se mantiene hasta la edad adulta y el problema se agudiza.

Como padres de familia es importante brindar a los hijos y, a uno mismo, un lunch nutritivo y atractivo que el pequeño sí se coma. Es aquí donde las peras USA son una excelente alternativa por su sabor y por la gran variedad de colores que brindan. Seguramente estarás pensando mientras lees esto último que la pera es verde y hay otra cafecita en ciertos momentos del año y nada más, pero te sorprenderá saber que existen miles de variedades de peras en el mundo y, diez de las de mejor calidad llegan a México y están disponibles prácticamente todo el año.studio-2015127_1280

La más conocida de ellas es la Pera Anjou, de la que hay roja y verde; la Bartlett, cuya coloración va más a amarillos y dorados y la Bartlett Roja, que se derriten en la boca; la Starkrimson con una coloración roja brillante, única en el mundo; la Bosc, ideal para platillos especiados con una coloración café y textura más rugosa; la regordeta Comice y la pecosita Forelle, muy atractivas para los niños por sus múltiples tonalidades; y la pequeña Seckel, ideal para mandárselas entera por su tamaño ideal; entre otras variedades.

La importancia de los tamaños y tonalidades radica en que cada color está dado por un antioxidante distinto, por lo que consumir peras de distintas variedades amplía el espectro de protección del organismo ante el ataque del medio ambiente y de los radicales libres.

Otra ventaja que brindan las peras es que facilitan ser más versátiles en la cocina y preparar platillos sencillos, dándole un toque de color muy atractivo para el niño y/o adolescente. Estudios interesantes han demostrado que los consumidores frecuentes de pera tienen índices más altos en la calidad de su dieta que aquellos que no las consumen, observándose en niveles más elevados de nutrimentos esenciales como cobre, magnesio, potasio, fibra dietética y vitamina C; y al estar más satisfechos durante el día, los niños logran tener una menor ingesta de azúcares, grasas totales y grasas saturadas.

Lo mejor de todo es que ningún miembro de la familia podrá resistirse a su delicioso sabor, alcanzando las recomendaciones internacionales de dos frutas y tres verduras al día, con lo que disminuirán su riesgo de padecer las enfermedades más comunes que sufrimos hoy en día, como diabetes y cáncer.

Así es que no dudes en llevar a toda la familia al mercado o supermercado para que las conozcan todas y atrévete a mandarlas de lunch así solitas, con chile y limón o como parte de los platillos más divertidos y coloridos que se te ocurran. Lo ideal es complementarlas con fuentes de proteína y grasas saludables como los cacahuates, leguminosas y lácteos bajos en grasa, y con cereales integrales como palomitas de maíz hechas en casa, galletas integrales y pan de grano entero.

Esther Schiffman Selechnik. Nutrióloga, Especialista en Obesidad y Comorbilidades.

 

Referencias

FAO: Burgess Ann y Glasauer P. Guía de nutrición de la familia. Roma 2006. Disponible en http://www.fao.org/docrep/008/y5740s/y5740s00.htm 

Brújula de compra. PROFECO. Disponible en: http://profeco.gob.mx/encuesta/brujula/bruj_2011/bol200_lunch.asp

Ma J, Wang S, Ma C, et al. Chemical Components and Antioxidant Activity of the Peels of Commercial Apple-Shaped Pear (Fruit of Pyrus pyrifolia cv. pingguoli). Journal Of Food Science 2012;77(10):C1097-C1102

O’Neil, CE, Nicklas, TA, Fulgoni, VL III: Fresh pears consumption is associated with a better nutrient profile, better diet quality and lower risk of obesity in adults (19+ y): NHANES 2001-2010

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

bienestaraldia

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *