Presentan la colección de juegos interactivos en lenguas indígenas

Siete lenguas indígenas podrán llegar al público infantil gracias al talento de los investigadores del CIESAS, quienes crearon juguetes y juegos interactivos en lenguas indígenas.

Este trabajo del Laboratorio de Lengua y Cultura Víctor Franco, del CIESAS, se logró por la iniciativa de la doctora Frida Villavicencio Zarza, quien creó y desarrolló la nueva colección: Juguemos con… integrada por muñecos interactivos que responden en purépecha, náhuatl, wixarika y tutunaku; loterías interactivas que se pueden jugar en maya, náhuatl, mixteco o español.

Además, dentro de esta gama de juguetes didácticos, destaca la creación de un gusanito que al conectarse por medio del bluetooth, habla en lengua hñahñu. De acuerdo con la doctora Villavicencio, Juguemos con…, desarrollado entre 2015 – 2017 tiene como antecedente Juguemos en… (proyecto que se llevó a cabo entre 2010 – 2014).

El proceso para transitar de los juegos a los juguetes interactivos, explicó la especialista, requirió del trabajo colaborativo de un equipo multidisciplinario integrado por lingüistas, antropólogos, educadores, diseñadores, artistas, y programadores en computación y robótica del INAOE, centro CONACYT, al igual que el CIESAS.

Los juguetes de la colección están diseñados para niños de 0 a 6 años de edad que cursan la educación inicial y el nivel preescolar y favorecen la adquisición de la lengua materna.

“El desarrollo de estos juguetes requirió de tres años de trabajo intenso desde que se determinaron las lenguas en las que se habrían de producir hasta la obtención de los prototipos que ahora se pondrán a prueba”, comentó Villavicencio.

De las 68 lenguas originarias de nuestro país, explicó la especialista, se trabajaron siete: náhuatl y wixarika, mixteco y otomí, maya, tutunaku y purépecha.

Foto cortesía de la Dra. Frida Villavicencio Zarza.

Juguemos con… responde al espíritu y a la misión del Laboratorio de Lengua y Cultura Víctor Franco, del CIESAS por lo que la participación de hablantes de las distintas lenguas originarias en las que se elaboraron los juguetes ha sido central.

“Son ellos los que proveen los conocimientos más representativos de su cultura y de su lengua, aseguran su pertinencia y los ponen al servicio de la creación de materiales significativos y lúdicos para apoyar la educación de sus nuevas generaciones, dijo la investigadora Villavicencio Zarza.

“Es por ello que me gustaría agradecer la participación de especialistas como:  Genner LLanes Ortiz (maya-yucateco), Lizbeth Sánchez Ortiz y Aldegundo González Álvarez (Náhuatl de Cuetzalan), Tutupika Carrillo de la Cruz y Saúl Santos (wixarika), Teresa Cano Vázquez y Gabriela Lobato (Tutunaku), Rosa Guillermina Ascencio  (purépecha), Juan Julián Caballero (mixteco) y de Zandra Pérez Velasco (LLCVF), además de mi gratitud, también quiero reconocer a los muchos y buenos amigos del LLCVF, hablantes y colegas que han dado su tiempo y han compartido sus saberes con nosotros para la educación indígena”, puntualizó.

 

 

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

bienestaraldia

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *