Aprovecha el regreso a clases para revisar la visión de tus hijos

Aprovecha este regreso a clases para revisar la visión de tus hijos y detectar cualquier problema visual.

¡El regreso a clases está a la vuelta de la esquina! Y como padres queremos que nuestros hijos tengan todas las herramientas necesarias para que este periodo escolar sea un éxito rotundo.

En muchas escuelas, como parte de los requisitos de inscripción nos solicitan un certificado médico para saber que nuestros niños se encuentran bien, en este tipo de exámenes médicos se evalúa peso, talla y en general que el desarrollo del niño esté acorde con lo que se espera a su edad, pero ¿te has preguntado si realmente la salud visual de tu hijo es la óptima para favorecer su desarrollo y aprendizaje?, ¿cómo puedo detectar que mi hijo necesita una corrección visual? Estos son algunos consejos que nos pueden ayudar a identificar cuando la visión de nuestros hijos no es la mejor.

  • Niño problema: ¿Tu hijo es muy inquieto en la escuela? ¿Es el terror de las maestras? ¿Se la vive jugando y platicando con sus compañeros? Tal vez el no ver claramente sea la verdadera razón, un niño que no ve claramente la clase puede sentirse aburrido o frustrado, tal vez no es que no entienda, solamente es que si no ve bien seguro busca algo más en que entretenerse.
  • El retraído: contrario al caso anterior, tu hijo no convive mucho con sus compañeros, ¿no participa en clase y se aísla un poco? Los problemas visuales en ocasiones pueden influir en la seguridad que tienen los niños para relacionarse con otros.
  • El dedo es la guía: cuando se comienza a leer puede convertirse en un hábito que los niños sigan la lectura con el dedo, sin embargo esto puede ser un indicio de algún problema visual cuando la lectura se va mejorando pero el niño no consigue leer si no es con ayuda de una guía.
  • Más cerca mejor: ¿Has notado que tu hijo se acerca mucho al cuaderno para leer o escribir?, la miopía se caracteriza por permitir una visión buena a distancias cortas, pero mala a distancias lejanas, tal vez se acerca los objetos porque así ve mejor.
  • Letra inclinada: ¿Al escribir notas que tu hijo inclina demasiado la letra? Esto puede ser provocado por un astigmatismo no corregido, una muy buena prueba es pedirle que dibuje un circulo en una hoja blanca de papel, si te das cuenta que ese círculo más bien se ve ovalado posiblemente sea por un problema visual no corregido.
  • Renglones que suben, suben y suben: sobre todo cuando los niños escriben sobre una hoja blanca podemos notar que el renglón no sigue una línea totalmente horizontal y esta puede ir subiendo o bajando, si bien esto puede ser producto de una postura inadecuada, también puede deberse a una falta de corrección visual.

Estos son algunos tips que nos pueden hacer pensar que nuestros hijos necesitan una corrección visual, sin embargo, es importante recordar que cada niño es un mundo y cada uno de ellos puede manifestarlo de una manera diferente, es por eso que una visita con el especialista de la salud visual antes de este regreso a clases debe formar parte de nuestra lista de preparativos.

Existen diferentes opciones de corrección para los niños, desde los tradicionales lentes de armazón hasta las más novedosas opciones como pueden ser los lentes de contacto, que lejos de ser complicados como se podría haber llegado a pensar en algún momento son una excelente opción práctica, segura y muy estética para los niños.

 

Contenido editorial proporcionado por CooperVision.

.

 

 

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

bienestaraldia

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *