Día Mundial de la trombosis

El próximo 13 de octubre de 2017 se llevará a cabo la tercera edición del Día Mundial de la Trombosis, una campaña iniciada en 2014 por la Sociedad Internacional de Trombosis y Hemostasia.

La Sociedad Mexicana de Trombosis y Hemostasia, con la colaboración del Instituto Nacional de Cardiología Ignacio Chávez, la Academia Mexicana de Cirugía, la Sociedad Mexicana de Cardiología, la Fundación Mexicana del Corazón, el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán y el Instituto Nacional de Cancerología, así como diversas organizaciones, han iniciado una serie de actividades, que incluyen la difusión de la campaña entre sociedades médicas relacionadas y el público general, así como cursos, talleres, conferencias de prensa, cápsulas informativas, actividades al aire libre y otras acciones para sensibilizar sobre la trombosis.

La fecha del Día Mundial de la trombosis, 13 de octubre, fue elegida por ser la fecha del natalicio de Rudolf Virchow, el médico y patólogo alemán que acuñó el término, “trombosis”, y realizó avances importantes en la comprensión de la misma.

En este momento, más de 300 sociedades de trombosis y cardiovasculares de todos los continentes, se unen todos los días para crear conciencia sobre la importancia de la trombosis. En 2016, la Sociedad Mexicana de Trombosis y Hemostasia y el Instituto Nacional de Cardiología Ignacio Chávez, colaboraron con otras organizaciones científicas, ampliando la difusión mediante la organización de eventos en diferentes puntos de la ciudad de México y del país. Hasta ahora, se han sumado hospitales e instituciones en Monterrey, Guadalajara, Durango, Querétaro, León y San Luis Potosí.

Representantes de La Sociedad Mexicana de Trombosis y Hemostasia (SOMETH), en conjunto con la Comisión de Salud del Senado de la República y la Secretaría de Salud, hicieron un atento llamado a sumar esfuerzos para disminuir el número de muertes por trombosis en México.

En conferencia de prensa, el Dr. Raúl Izaguirre Ávila, presidente de la SOMETH, destacó que “es necesario educar sobre una cultura de prevención y fomentar que los sistemas sanitarios garanticen las mejores prácticas de diagnóstico y tratamiento necesario, con la finalidad de contrarrestar significativamente las tasas de mortalidad por trombosis”.

Aproximadamente 60% de los casos de tromboembolia venosa ocurre durante la hospitalización o dentro de los 90 días posteriores, lo que convierte a esta enfermedad en la principal causa evitable de muerte en hospitales.

A nivel mundial una de cuatro personas muere por causas relacionadas con trombosis. Teniendo esto en mente, en 2016 la Sociedad Mexicana de Trombosis y Hemostasia puso en marcha la Iniciativa para Disminuir las Muertes por Trombosis en México, la cual al momento ha dado como resultado la creación de una Norma Oficial Mexicana de Tromboprofilaxis; la creación de comités de prevención de trombosis en los hospitales del país, la inclusión de las prácticas de tromboprofilaxis en los sistemas de calidad en la atención hospitalaria y programas de educación al personal de salud y campañas de divulgación entre la población del país, que ha beneficiado a los pacientes que sufren algún tipo de trombosis.

“Actualmente, la enfermedad tromboembólica venosa (ETEV) es una de las mayores causas de morbimortalidad en nuestro país, para lograr su tratamiento de manera eficaz es imprescindible, como primer paso, generar una comunicación entre médico y paciente.

El paciente debe solicitar la atención médica adecuada a fin de conocer los medicamentos disponibles y toda la información para la implementación de medidas de prevención del padecimiento”, señaló la Dra. Gabriela Cesarman, hematóloga del Instituto Nacional de Cancerología.

Aquellos pacientes sometidos a una cirugía ortopédica mayor, como lo es un reemplazo articular, tienen el riesgo de padecer tromboembolismo venoso entre un 50% y 80% , no obstante muchos de ellos no reciben el tratamiento adecuado, o bien la administración del medicamento se realiza de manera inapropiada (prevención incorrecta, dosis incorrecta o por una duración insuficiente).

En 2012, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció el objetivo mundial de reducir las muertes prematuras por enfermedades no infecciosas, incluidas las enfermedades cardiovasculares, un 25% para 2025.

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

bienestaraldia

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *