Depresión: una enfermedad que avanza y debe ser atendida correctamente

¿Sabías que la mayoría de las depresiones son curables con un tratamiento adecuado?

Existen muchos mitos alrededor del tratamiento de enfermedades mentales como la depresión, que limitan a las personas que la padecen al no recibir atención médica oportuna, ni ayuda de terapias farmacológicas que pueden liberarlas de ese flagelo llamado depresión.

La depresión es la principal causa de problemas de salud y discapacidad de todo el mundo. Estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) registran a 322 millones de personas afectadas por este padecimiento, que puede convertirse en un problema de salud serio, de ahí que en la agenda del 2017 se colocara el tema a fin de generar conciencia para su control.

A nivel mundial, del 2005 al 2015, la depresión ha tenido un incremento del 18.4%, una cifra que merece atención, y sobre todo que obliga a que se enfoque este problema de salud y se atienda con la urgencia que merece.

Y es que la depresión afecta severamente la calidad de vida de la persona que la padece por lo que es importante ubicar los síntomas para acudir con un especialista a pedir ayuda. Por lo general esta enfermedad se confunde y no se atiende,  la persona que tiene fatiga, tristeza permanente, desinterés en las cosas que antes le causaban, es agresivo, presenta irritabilidad, falta de concentración u olvidos constantes, es muy probable que la padezca.

En el marco del Día de la Salud Mental, que se conmemora el 10 de octubre, Carmen Ayza, Directora Médica de Lundbeck México, se pronunció a favor de que los médicos tengan acceso a un manejo integral de los trastornos del sistema nervioso central, con un enfoque especial en depresión, para que el paciente sea diagnosticado y tratado de manera correcta.

Dr. Edilberto Peña, Dra. Carmen Ayza, Dr. Rodrigo Corona. Conferencia de prensa sobre depresión. CDMX 10-10-2017.

“Por lo general el paciente llega a un primer nivel de atención y ese es justo el nivel más importante en donde deberíamos promover una conciencia de enfermedades, para que puedan ser referidos al especialista en caso necesario”.

En su intervención, Edilberto Peña, Director de Investigación del INCIDE (Instituto de Neurociencias, Investigación y Desarrollo Emocional), aseguró que en México la depresión está presente en el 3.3% de la población mexicana a lo largo de su vida, y su diagnóstico puede tardar hasta 15 años.

El neuropsiquiatra explicó que la depresión es una constelación de síntomas afectivos, cognitivos y somáticos, entre ellos tristeza, cansancio, dificultad para concentrarse, para llevar a cabo sus tareas habituales y padecer de constante indecisión. Todas ellas son razones suficientes para buscar tratamiento, especialmente en casos en donde presenta una interferencia con el rendimiento laboral y personal.

Consideró que, al existir cuadros parciales de síntomas en la mayoría de los casos, no se establece un diagnóstico definitivo de depresión; sin embargo, dijo que todos y cada uno de los síntomas requieren evaluación, porque están afectando la capacidad funcional y el desempeño de la persona.

En la presentación también participó Rodrigo Corona, Médico Psiquiatra, quien estimó que aun cuando suele abordarse clínicamente el problema de la depresión, todavía existe mucho desconocimiento y confusión en la dinámica y dimensión social.

“Estos malentendidos generan a su vez problemas de estigma, de rechazo y de no comprensión, ya que se percibe que se trata de una falla en la actitud de la persona, que no quiere superarse o hacer un esfuerzo, cuando en realidad tenemos un problema de salud importante, que se debe tomarse en serio y atenderse de manera oportuna con el tratamiento apropiado”.

Indicó que México no tiene tasas de depresión tan altas como otros países – Estados Unidos, Brasil, Francia-  pero no porque los mexicanos se depriman menos, sino porque no existen diagnósticos correctos; por lo que consideró fundamental que se enfoque de manera prioritaria la atención de este problema.

Los especialistas coincidieron en destacar en que las empresas, las dependencias de gobierno e instituciones públicas pongan atención a este tema porque 1 de cada 5 trabajadores presenta depresión crónica y no lo saben. Las personas que tienen poca productividad, falta de concentración e interés podrían estar atravesando por un cuadro depresivo y, más que despedirlo o sancionarlo, se le debe brindar atención especializada. Actualmente los fármacos para tratar la depresión no causan adicción y tienen muy buenos resultados muy alentadores en el tratamiento de la depresión.

Los especialistas exhortan a la población en general a no pasar por alto los síntomas de esta enfermedad  y acudir con su médico para tratarla.

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

bienestaraldia

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *