Día del Cáncer de Mama Metastásico

Hoy 13 de octubre se celebra el Día internacional de Concientización de Cáncer de Mama Metastásico, por lo que te compartimos información sobre esta enfermedad.

¿Qué podemos decir acerca del cáncer de mama en este 2017? El cáncer de mama ya no es una sentencia de muerte, pues actualmente ya contamos con tratamientos muy avanzados que pueden preservar la vida de un enfermo de cáncer, incluso en etapas avanzadas.

Hoy por hoy hay una mayor conciencia acerca de la enfermedad, sin embargo, falta mucho por hacer. Y es que aún el 70 por ciento de las mujeres con esta enfermedad llegan con el padecimiento cuando está muy avanzo, es decir, cuando ya presenta una metástasis (cuando el cáncer ya invadió otros órganos del cuerpo).

En específico, cáncer de mama metastásico significa que el cáncer ya se encuentra en etapa cuatro. Hay cuatro etapas en el cáncer de mama, etapa uno y dos, que son etapas más tempranas, etapa tres, que es localmente avanzada y, etapa cuatro, que es cuando el cáncer de mama ya llegó a otra parte del cuerpo, es decir, ya hizo metástasis.

Por las características de la enfermedad, las mujeres que viven con cáncer de mama metastásico tienen necesidades diferentes a aquellas mujeres que presentan un diagnóstico temprano del cáncer de mama, o las que han sobrevivido al padecimiento.

Para entender mejor el concepto del cáncer de mama metastásico, en promedio, del 60 al 80% de los casos de cáncer de mama metastásico en México se diagnostican en etapas localmente avanzadas o metastásicas, de ahí la importancia para que se diagnostique y trate en etapas tempranas.

Incluso el símbolo de concientización de cáncer de mama metastásico es diferente al relacionado con el listón rosa tan ampliamente asociado a la lucha contra el cáncer de mama.

Incluso el símbolo de concientización de cáncer de mama metastásico es diferente al relacionado con el listón rosa tan ampliamente asociado a la lucha contra el cáncer de mama.

Para el cáncer de mama metastásico se usa un listón con tres colores: verde que representa el triunfo de la primavera durante el invierno, simboliza la renovación, la esperanza y la inmortalidad; azul turquesa, que simboliza la sanación y la espiritualidad; y la cinta rosa, que identifica el origen de metástasis como el cáncer de mama.

El cáncer de mama metastásico al igual que otros, no debe ser una sentencia de muerte, sino un reto de vida, por lo que hoy existen diversos programas que buscan hacerle frente, ofreciendo a los pacientes una atención multidisciplinaria, que incluye servicios integrales enfocados a mejorar la calidad de vida y estrategias para mantenerse activas.

En el marco del Día Internacional de cáncer de mama metastásico, que se conmemora el 13 de octubre, las asociaciones médicas Milc y Salvati anunciaron la conformación de una alianza en la que unirán esfuerzos para apoyar a mujeres de escasos recursos con cáncer de mama en etapas avanzadas, ofreciendo servicios integrales enfocados a mejorar la calidad de vida.

Esta suma de fuerzas permitirá que se complementen los servicios de ambas asociaciones y que tengan una mayor presencia en toda la República Mexicana.

En el Día de concientización Internacional de cáncer de Mama Metastásico, se anunció la atención integral y cuidado de mujeres en la Ciudad de México, Guadalajara, Cancún, Nuevo León, Tijuana, Chihuahua, Querétaro, Toluca y León.

El cáncer de mama es un padecimiento que va en constante aumento. En México, diariamente 33 mujeres de todas las edades reciben este diagnóstico que les cambiará la vida para siempre, en tanto que 17 mujeres mueren al día por esta causa.

Está considerado como el tumor maligno que más defunciones genera en mujeres, con 6 mil muertes anuales, es decir, 32% superior al cáncer en el cuello del útero que registra 4 mil fallecimientos al año.

En 2015, la edad con mayor incidencia de cáncer fue en el rango de los 60 a los 64 años, con 68 casos por cada 100 mil mujeres, mientras que hasta un 15% de los casos diagnosticados anualmente corresponden a mujeres de 40 años o menos. Las mujeres jóvenes representan un sector vulnerable, ya que presentan mayores problemas psicológicos y sociales, que requieren de intervenciones de apoyo específicas.

El incremento en la tasa de incidencia de cáncer de mama en las mujeres de 20 a 24 años es 13 veces mayor que el incremento en las mujeres de 25 a 44 años (20.9% comparado con 1.7%), y 4 veces superior al de las mujeres mayores a 65 años. De ahí la importancia de tomar acciones para detectar a tiempo esta enfermedad.

No es una sentencia de muerte, sino un reto de vida

En el marco del Foro “Cáncer de Mama Metastásico en México: necesidades y líneas de acción”, representantes de las Asociaciones Milc y Salvati, aseguraron que el cáncer de mama metastásico al igual que otros, no debe ser una sentencia de muerte, sino un reto de vida y aseguraron que hoy existen diversos programas que buscan hacerle frente ofreciendo a los pacientes una atención multidisciplinaria, que incluye servicios integrales enfocados a mejorar la calidad de vida y estrategias para mantenerse activas.

En conferencia de prensa señalaron que en promedio del 60 al 80% de los casos de cáncer de mama metastásico en México se diagnostican en etapas localmente avanzadas o metastásicas (diseminados a otros órganos), de ahí la importancia para que se diagnostique y trate en etapas tempranas.

Como parte de las necesidades y líneas de acción, se mencionó que la supervivencia puede mejorarse con la optimización de terapias disponibles y sobre todo el establecimiento de una línea de comunicación efectiva en la relación médico-paciente.

“La posibilidad de sobrevivir en etapas 1 y 2 es del 98% y 88% respectivamente, disminuyendo a 52% en etapa 3 y a 16% en etapa 4. Sin duda, la detección oportuna, así como el conocimiento sobre la enfermedad pueden hacer la diferencia para la supervivencia”.

Otro de los desafíos es la capacitación y más información a profesionales de la salud en oncología, para que exista un mejor tratamiento, recuperación y calidad de vida.

En cuanto a los pacientes, se requiere de mayor acceso a información y educación de alta calidad para tener el control de su enfermedad, incluyendo el derecho y necesidad de exigir los estándares más altos disponibles.

Otro reto es lograr que las mujeres jóvenes, de 20 años de edad en adelante, se revisen periódicamente sus senos ya que la presencia de cáncer de mama puede presentarse también en ese grupo de edad y puede ser más agresivo.

Las mujeres deben saber que no están solas y que actualmente existen terapias muy efectivas contra el cáncer, enfermedad que no se puede prevenir, pero sí tratar con buenos pronósticos para la paciente si es que se detecta en etapas tempranas.

 

 

 

 

 

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

bienestaraldia

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.