Mitos y realidades del cáncer de mama

En México y el mundo se ha registrado un aumento de casos de cáncer de mama en edades más tempranas. De acuerdo con cifras del INEGI, tres de cada 10 mujeres a partir de los 20 años de edad, tienen cáncer de mama, pero su punto máximo se encuentra entre los 60 y 64 años.

El doctor Ernesto Sánchez Forgach, cirujano oncólogo con 25 años de experiencia tratando el cáncer de mama, comparte algunos datos de interés y avances médicos que nos ayudarán a comprender mejor esta enfermedad.

Mastectomía vs cirugía conservadora

Una de las prioridades que existía hace más de dos décadas era erradicar la práctica mutilatoria sobre las glándulas mamarias, lo que se logró a finales del siglo XX con diversas técnicas de imagenología que ha ayudado al desarrollo de la mastografía digital en tercera dimensión, la resonancia mamaria o la tomografía de emisión de positrones, sistemas de detección altamente precisos que han evitado cirugías innecesarias y recuperaciones más cortas.

Quimioterapia o terapias dirigidas

El estudio cercano de las células y su comportamiento ha permitido la aparición de nuevas moléculas terapéuticas para tumores de etapas avanzadas que son favorecidos por hormonas, o terapias como la AntiHER2 han demostrado tener excelentes resultados contra los tumores que sobre expresan el onco-gen. Aunado a ellos las terapias dirigidas y medicina de precisión ofrecen tratamientos específicos que brindan las mejores expectativas: mayor y mejor sobrevida, menores efectos colaterales que la quimioterapia tradicional lo cual nos acerca al control a largo plazo, y en algunos casos, pensar en la curación.

Mutaciones genéticas

Los especialistas en materia genética han logrado identificar más de 50 mutaciones relacionadas al cáncer y que no sólo determinan la predisposición a la enfermedad, sino que ayuda al avance de las terapias dirigidas y puede determinar el tipo de tratamiento que requiere el paciente, siempre apoyado de una práctica multidisciplinaria; esto ha abierto la brecha para el uso de medicamentos de quimio-prevención en las portadoras de algunas de estas mutaciones que fueron heredadas.

La expresión celular de la genética, mejor conocida como la Genómica ha ayudado a determinar el riesgo de recurrencia tumoral, reducir efectos secundarios y predecir los efectos terapéuticos, lo que ayuda a ahorrar tiempo y garantizar la certeza en la susceptibilidad de los tumores.

Cuidado con el internet

Si bien la web ha ayudado a acercar a los médicos y las pacientes a tener información actualizada sobre cáncer, permitiendo su empoderamiento para que tengan una intervención más activa en su enfermedad, es importante que siempre acudan con el médico para orientar de manera adecuada y personalizada las opciones de cada caso, ya que no todo lo que circula en la red es verdad, además que la ciencia ha demostrado que cada caso es particular, por lo que se debe tratar de forma individualizada y siempre con un equipo médico muldisciplinario.

Finalmente, el doctor Ernesto Sánchez Forgach sugiere que, aunque hay grandes avances tecnológicos, científicos y genéticos; la mejor terapia es la prevención y sobre todo la de menor impacto económico es la detección temprana, pues en sí misma disminuye la mortalidad por esta causa hasta un 30% y garantiza los mejores resultados.

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

bienestaraldia

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *