La depresión en invierno no solo es tristeza, puede tratarse de un trastorno depresivo y debe atenderse

¿Sabías que pueden pasar hasta 15 años para identificar a una persona con depresión?

El fin de año suele asociarse con períodos de reflexión y añoranza, cierres de ciclo y elaboración de balances de vida en los últimos días del año. Un periodo transitorio de nostalgia y tristeza puede ser normal; pero si además aparecen problemas de fatiga, sueño, apetito y concentración, probablemente se trate de una condición médica llamada depresión.

Cuando la afectación y las molestias llegan a cierto nivel en el que no se puede seguir con la vida cotidiana, se debe encender la alerta para acudir con un médico que evalúe la situación.

La Doctora Carmen Ayza, Directora Médica Regional para México, Centroamérica y Región Andina en Lundbeck, asegura que la depresión es una constelación de síntomas afectivos, del pensamiento y somáticos, entre ellos la tristeza, la pérdida de placer, fatiga, dificultad para concentrarse y llevar a cabo las tareas habituales.

Todas ellas son razones suficientes para buscar tratamiento, especialmente en casos en donde presenta una interferencia con el rendimiento social, laboral y personal.

“Las personas pueden pensar que es normal estar triste en invierno, pero si esta tristeza persiste sin razón aparente y afecta el funcionamiento personal, laboral, familiar y/o social, entonces debe buscarse ayuda profesional. Las personas con depresión no disfrutan casi nada, se aíslan, no tienen motivación para hacer sus labores diarias, presentan alteraciones de sueño, de apetito y peso, están irritables y en general, se encuentran incapacitados en muchas áreas de su vida cotidiana”.

La Doctora Ayza indica que todo lo anterior podría tratarse de un trastorno depresivo, por lo que es necesario tratarse. “La depresión no es un estado de ánimo, es una enfermedad y no es cuestión de falta de voluntad, si nos sentimos mal debemos recurrir a ayuda profesional, y seguir el tratamiento adecuado”.

En México la depresión está presente en el 3.3% de la población mexicana a lo largo de su vida y su diagnóstico puede tardar hasta 15 años.

Un estudio realizado por el Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente, en 2010 en México 10% de la población -casi 11 millones de personas- padece depresión en un período de 12 meses.

 

 

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

bienestaraldia

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *