Labios partidos, Quelitis y Rosácea, efectos del frío en la piel

¿Sabías que si no le damos el cuidado adecuado a la piel en esta temporada de frío podemos presentar lesiones debido a la poca humedad, el calor seco de los calentadores y los cambios bruscos de temperatura?

Así lo alertan especialistas de la Fundación Mexicana para la Dermatología (FMD), quienes detallan que dichos factores pueden desencadenar o, incluso, agravar algunas enfermedades de la piel.

Y es que la resequedad en la piel es uno de los primeros síntomas, alerta la doctora Alaíde Peña Corona Villanueva, integrante de la FMD, quien explica que “la piel muy sensible a bajas temperaturas suele secarse, tiene aspecto y textura áspera, además de que con frecuencia se presenta comezón, picazón e incluso ardor y, en casos extremos, puede fisurarse”.

Además de causar sequedad, el invierno empeora algunas afecciones ya existentes como psoriasis o dermatitis atópica, padecimientos que se agravan en esta temporada. La doctora Peña Corona refiere que la dermatitis atópica afecta a entre el 15% y 20% de los niños, la cual se caracteriza por una piel seca e inflamada, que suele acompañarse de picor intenso.

Otro de los padecimientos que se complican con el frío es el acné, destaca la especialista en dermatología clínica y cosmética, toda vez que “los tratamientos dermatológicos que utilizamos para controlar el acné tienden a secar la cara porque buscamos eliminar el exceso de grasa, por lo tanto recomendamos asistir con un dermatólogo para ajustar el tratamiento y evitar irritaciones en esta época”.

Con la temporada invernal llegan otras molestias como labios partidos, queilitis angular (“boqueras”), piel roja en mejillas y nariz (rosácea) debido a hipersensibilidad de los vasos sanguíneos y las manos secas que con frecuencia se cuartean y dan comezón.

Para mantener una piel sana, la doctora Peña Corona sugiere algunos cuidados básicos: “la cara y las manos son las partes más expuestas a las bajas temperaturas por ello hay que hidratarlas y aplicar cantidades generosas de crema blanca sin color ni perfume.

Los labios también suelen lesionarse con el frío, en este caso es importante utilizar bálsamos labiales varias veces al día para evitar fisuras y sequedad. Debemos evitar bañarnos con agua caliente porque tiende a secar la piel, se recomiendan baños cortos y con agua tibia, aconseja.

La especialista destaca, además, que es muy importante utilizar protector o pantallas solares durante esta época, más si se planea visitar centros vacacionales nevados, ya que la radiación ultravioleta se multiplica debido a la reflexión de los rayos solares en la nieve.

No se deben compartir gorros ni bufandas para evitar el contagio de piojos. “Ante cualquier alteración o cambio en piel, pelo y uñas acudan a un dermatólogo para que los oriente y valore”, concluye la experta.

 

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

bienestaraldia

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *