¡En esta época decembrina, no te automediques!

La medicación sin la recomendación de un especialista ya es considerada un problema de salud pública y puede tener distintas repercusiones en nuestro cuerpo. El medicamento que te receta tu médico tiene un propósito: luchar contra una enfermedad, mantenerla inactiva, prevenirla o tratar sus síntomas. Sin embargo, para que sea efectivo, debe tomarse de acuerdo a las indicaciones que prescriba el doctor.

Ante los cambios de temperatura en esta temporada invernal, de acuerdo con el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), las enfermedades respiratorias tendrán un incremento del 35%. Este factor provoca un aumento en la práctica de la automedicación, pues para muchos es muy fácil optar por el “Dr. Google” escribiendo los síntomas y buscando rápidamente una solución.

De igual manera, en esta temporada asciende el número de pacientes que no se apega al tratamiento; pues en cuanto la persona se siente bien, suele dejar de tomar el medicamento prescrito. Es interesante descubrir, por ejemplo, que en México, aproximadamente el 78% de la población consume algún tipo de fármaco sin consultar al médico, según un estudio del Centro de Opinión Pública de la Universidad del Valle de México.

Para que esto no suceda te compartimos algunos sencillos consejos:

  1. Lava las manos frecuentemente y de preferencia con jabón líquido.
  2. Evita contagiar a los demás, cubriendo tu boca con un pañuelo al toser o estornudar.
  3. Si presentas distintos síntomas, es necesario acudir con un especialista y escucharlo con atención cuando te explique los detalles de la frecuencia y modo en el que deberás de tomar los medicamentos indicados en tu receta.
  4. Si tienes alguna duda, pregunta a tu médico: ¿qué síntomas desaparecerán y cuándo?, ¿qué podría suceder si suspendes el tratamiento antes de tiempo?, ¿hay algún alimento o bebida a evitar mientras se utiliza el medicamento? Toda esta información te ayudará a que tu tratamiento sea más eficiente.
  5. Al ir a la farmacia a comprar el medicamento que te recetó tu médico, fíjate que sea el correcto.
  6. Pon una alarma o aviso en tu celular para no olvidar la toma puntual del medicamento; sobre todo si es en un horario de madrugada o en el que tus actividades son variables.

Nunca te automediques. El hecho de que un medicamento le funcione a alguien más, no significa que será igual contigo; al contrario, puede tener graves consecuencias.

Para más información, consulta:

Página web: http://loquedicetumedico.org/

Facebook: loquedicetumédico

YouTube: loquedicetumédico

Sabías que
  • La medicación sin la recomendación de un especialista ya es considerada un problema de salud pública.
  • En México, aproximadamente el 40% de los pacientes abandona parcialmente su tratamiento o no lo siguen al pie de la letra.

 

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

bienestaraldia

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *