Conoce todos los mitos y verdades sobre los sustitutos de azúcar

En México y alrededor del mundo, existen opiniones divididas acerca de si los sustitutos de azúcar son buenos para la salud o nocivos. Sin embargo, la evidencia científica es clara, lejos de perjudicar la salud, son una excelente opción para prevenir padecimientos como diabetes, sobrepeso y obesidad.

Se estima que actualmente 415 millones de personas en todo el mundo viven con diabetes y, se prevé que para el año 2040 se registren 640 millones de casos de diabetes tipo 2, de acuerdo con la Federación Internacional de Diabetes (IDF, por sus siglas en inglés).

En México, el Instituto Nacional de Salud Pública reporta a este padecimiento como la principal causa de mortandad en México, con unas 80 mil muertes por año. La diabetes no sólo es causante de muerte prematura, sino de largos periodos de discapacidades severas en edad productiva, como ceguera, insuficiencia renal terminal, amputaciones no traumáticas e infartos al miocardio, informa el mismo Instituto.

A su vez, y de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Medio Camino (ENSANUT) 2016, en México hay 6.4 millones de personas diagnosticadas con diabetes, es decir, uno de cada 10 adultos; mientras que siete de cada diez, (prevalencia de 72.5%) continúa padeciendo exceso de peso (sobrepeso u obesidad), respecto a la cifra 2012 de 71.2 por ciento.

Lamentablemente en México ocupamos los primeros lugares en obesidad y diabetes a nivel mundial, cuando podemos tomar medidas que prevengan estos padecimientos”, destacó Guadalupe Herrera, nutrióloga asesora de Metco.

Algunos de los mitos y realidades alrededor de los sustitutos de azúcar que son controversiales y es necesario aclarar a la población son:

  1. Los edulcorantes o sustitutos de azúcar sin calorías aumentan el apetito. Un porcentaje elevado de estudios científicos demuestran que los sustitutos de azúcar no aumentan el apetito. Existe suficiente evidencia de que el Aspartame no afecta el apetito o la ingesta de alimentos, de acuerdo a un estudio de la Dra. France Bellisle de la Universidad de París. De hecho, los sustitutos de azúcar son una buena opción para controlar el consumo de energía, (calorías) cuando forman parte de una dieta balanceada.
  2. No todas las personas pueden consumir sustitutos de azúcar. Los edulcorantes bajos o sin calorías son seguros para que cualquier persona los pueda consumir. Entre ellos, mujeres embarazadas y niños. El Colegio de Médicos Familiares de Canadá señala que el consumo de estos productos no representa ningún riesgo, pero recomienda moderar su consumo para no reemplazar a los nutrientes necesarios durante el embarazo. Sólo las personas alérgicas a la fenilalanina no pueden consumir sustitutos de azúcar que contienen este componente.
  3. Los edulcorantes causan enfermedades como cáncer o Alzheimer. No existe evidencia científica que demuestre una relación de causa-efecto entre consumir sustitutos de azúcar y estas enfermedades. Existen algunos estudios que hacen esa conexión, pero científicos expertos rechazan las conclusiones a las que llegan esos estudios. De hecho, los productos que contienen sacarina, Acesulfame y Aspartame están aprobados por la Food and Drug Administration, (FDA), el CODEX Alimentarius, (CCA) de la Unión Europea y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, (COFEPRIS) en México.

Entre las realidades respecto a los edulcorantes que vale la pena difundir, están:

  1. Los sustitutos de azúcar o edulcorantes no calóricos son seguros para que todas las personas los consuman. Están aprobados por organismos internacionales como la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, la Organización Mundial de la Salud (FAO/OMS), FDA y la European Food Safety Authority, (EFSA).
  2. Para personas que viven con diabetes los sustitutos de azúcar son una excelente opción para seguir disfrutando de alimentos y bebidas dulces.  De hecho, la estevia contiene propiedades antioxidantes y anti-diabetes porque suprime los niveles de glucosa en la sangre y aumenta de forma significativa los niveles de tolerancia a la glucosa.
  3. Son una opción útil y práctica para disminuir la cantidad de energía, (calorías), mantener un peso saludable y disminuir los riesgos de padecer sobrepeso, obesidad y diabetes.

Recientemente, el papel de estos sustitutos de azúcar en la alimentación, su seguridad, las medidas regulatorias y los aspectos nutricionales y dietéticos de su uso en alimentos y bebidas fue analizado por más de 65 especialistas en un foro de la Fundación para la Investigación Nutricional (FIN) realizado durante julio con la colaboración de la Universidad Lusófona de Lisboa, con el apoyo de 42 sociedades y fundaciones de nutrición y dietética, sociedades médicas, universidades y centros de investigación europeos e iberoamericanos.

Una conclusión importante a las que llegaron estos expertos fue que sustituir alimentos y bebidas por versiones con menor aporte, e incluso sin aporte de calorías, puede llevar a reducir la ingesta global de energía y jugar un papel significativo en el control del peso, tal como lo sostienen la mayoría de los estudios que investigan el papel de estos edulcorantes no calóricos.

Actualmente en México, más del 70% de los casos de diabetes tipo 2 podrían prevenirse con un estilo de vida saludable. La diabetes es una enfermedad crónica, es decir, no tiene cura, pero se puede controlar y retrasar complicaciones, a través de un estilo de vida saludable, actividad física, un adecuado auto monitoreo y el uso de sustitutos de azúcar como DB Sugar®, que no aumenta los niveles de glucosa en la sangre, avalado por la Federación Mexicana de Diabetes, A.C. (FMD).

“Padecer obesidad y/o diabetes no significa tener los días contados, significa una segunda oportunidad para migrar hacia un estilo de vida más saludable. Un buen control mejora la calidad de vida de las personas, así como comer más verduras y frutas en cada comida, y menos harinas en los alimentos. Otra recomendación es incluir en la dieta diaria sustitutos de azúcar como Svetia® y DB Sugar®, endulzantes avalados por la Federación Mexicana de Diabetes, aval que otorga la confianza de ser productos aptos para el consumo de personas que viven con diabetes”, concluyó la experta en nutrición de Metco.

 

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

bienestaraldia

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *