3 consejos para compartir las tareas domésticas en pareja

Limpiar las ventanas, la cocina, el baño… ¿Quién asume qué tareas en la pareja? Las tareas domésticas son un gran motivo de conflicto para muchas parejas, por ello son bienvenidos los consejos de la experta en economía doméstica Urte Paaßen, vocera de Kärcher, que demuestran cómo es posible hacer que la limpieza transcurra en armonía.

Básicamente hay que ser tolerantes, porque no todo el mundo tiene el mismo sentido del orden y de la limpieza. Por ello, es importante llegar a acuerdos, para que ambos se sientan bien. Solo quienes hablan las cosas pueden evitar los malentendidos y enfados. Esto también significa que hay que hablar de los problemas antes de que se salgan de control. Frases como “habría que volver a pasar la aspiradora” tampoco llevan forzosamente al objetivo que queremos lograr.                         

Consejo # 1

Lo primero de todo para evitar peleas es distribuir equitativamente las tareas. Para ello, hay que ver si hay tareas que le gusten menos a uno de los miembros de la pareja que otras. Según una encuesta, por ejemplo, a los hombres les gusta menos limpiar el baño que a las mujeres. En cambio, a las mujeres les gusta menos limpiar ventanas que a los hombres. A pesar de eso, cada pareja debe decidir su propio reparto de tareas. Si hay tareas que desagradan por igual a ambos miembros, también se pueden alternar semanalmente o sortearse.

Consejo # 2

Hay algo en lo que hombres y mujeres están de acuerdo respecto a las tareas domésticas: al 65 % les fastidia limpiar, pero hay que hacerlo. Cuanto más rápido se realicen las tareas, mejor. Aquí, la tecnología de limpieza adecuada puede resultar de ayuda. Los limpiadores de vapor Kärcher, por ejemplo, ahorran tiempo y dinero, ya que eliminan el 99.99% de las bacterias del hogar (mucho más que un trapeador) y sin necesidad de usar detergentes. Una ventaja adicional: cuando se usan los productos adecuados, el trabajo no solo se hace más rápido, sino que también puede ser hasta divertido.

Consejo # 3

Además de la tecnología adecuada, el hecho de limpiar juntos puede aumentar el placer de realizar las tareas domésticas. Entonces, ¿por qué no limpiar siempre juntos el fin de semana? De este modo, se motivan mutuamente y pasan tiempo juntos. Una buena sintonía y el trabajo en equipo proporcionan resultados rápidos y eficaces: en cuanto se han limpiado a fondo las superficies de los muebles de arriba abajo, se pasa el aspirador para aspirar la suciedad que haya caído. De este modo se puede limpiar la casa rápidamente y de manera estructurada.

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

bienestaraldia

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *