Come rico y saludable con la mitad de calorías

Por Guadalupe Herrera Estrada, Nutrióloga asesora en MetcoComer fuera de casa puede parecer un problema, pues nos alimentamos con lo que encontramos, descuidamos nuestra alimentación y por lo tanto aumentamos de peso.   Recuerda que cuidar tu alimentación no es sinónimo de restricción, puedes disfrutar de la comida sin importar la edad y los días ajetreados. 

A continuación algunos tips para ti y tu familia:

  1. Desayunar antes de salir de casa es la mejor opción: no te dará tanta hambre en el trabajo o en la escuela, rendirás más y no pasarás toda la mañana pensando en comida o buscando golosinas, además de que moderas tu apetito. Programa y prepara tu desayuno desde un día anterior. Algunos ejemplos de recetas fáciles son:
  • Licuado o smoothie.  Agrega 250 ml de leche descremada, 1/2 fresas o zarzamoras, un puño de almendras y endulza con azúcar baja en calorías.
  • Fruta picada con yogur natural.   Sirve en un tazón yogur natural, endulza,  agrega  ½  manzana  picada  en  cubos,  mezcla   y  cubre  con  ½  taza  de  fresas. Espolvorea almendras o nueces al gusto.
  • Llévate al trabajo o escuela una fruta en pieza lavada y lista para consumirse. Así siempre contarás con un snack fresco y saludable que podrás compartir con tus compañeros.
  1. A la hora de la comida, si tienes oportunidad, quédate en el comedor de la empresa o escuela: 
  • Prefiere agua simple o prepara una limonada en lugar de refrescos o jugos. Endulzala con azúcar baja en calorías para disminuir el aporte calórico.
  • Prefiere alimentos cocinados a la plancha, a la mexicana o caldillo en lugar de alimentos fritos o empalizados
  • Acompaña tus platillos con guarnición de verduras
  • Elige como postre fruta natural, es la mejor opción
  • Si no cuentas con comedor en tu oficina o sales a comer, elige restaurantes de comida corrida o menú fijo, en lugar de comida rápida
  1. Hidrátate. Recuerda que el agua es esencial para tu cuerpo: mejora tu rendimiento y concentración en el trabajo. Llévate una botella de agua de tu casa y si tienes oportunidad rellénala en la oficina o en la escuela, así consumirás líquidos todo el día.
  2. Muévete más. Aprovecha todos los momentos del día para moverte:
  • Utiliza las escaleras de la oficina o escuela.
  • Si no tienes tiempo de hacer ejercicio, carga en una bolsa tus tenis y sal a caminar 10 minutos después de comer.
  • Si tus horarios de trabajo son complicados y no te permiten ejercitarte de lunes a viernes, busca actividades extra el fin de semana como caminar, clases de baile o andar en bici. 

Inicia cambios en tu estilo de vida. ¡Haz consciencia de qué comes y cuándo lo haces! Si te gusta lo dulce, una opción que te recomiendo es Azucar BC, endulzante que contiene la mitad  de  calorías  en  comparación al  azúcar  de  mesa. Así consumes la mitad de las calorías, sin sacrificios.

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

bienestaraldia

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *