¿Qué tanto sabes sobre el glaucoma?

La Lic. Nancy Espíndola, vocera del Consejo Optometría México, nos aclara  algunos mitos sobre Glaucoma, enfermedad que ha sido nombrada “el ladrón silencioso de la vista”.

Conoce las creencias más populares sobre glaucoma y entérate si son correctas o incorrectas                                                               
“No afecta a los jóvenes, sólo a adultos mayores”.
INCORRECTO. Pueden padecerlo personas de todas las edades, aunque es menos común en niños y jóvenes.
“Ocasiona ceguera”.
CORRECTO. Es la segunda causa de ceguera prevenible en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).
“No es hereditario”.
INCORRECTO. La probabilidad es mayor en personas que tienen familiares de primera línea con la enfermedad, en especial de la rama materna.
“No tiene cura”.
CORRECTO. Pero con tratamiento oportuno podemos controlar la progresión y evitar la discapacidad visual profunda.
“La marihuana puede sustituir a los fármacos recetados”.
INCORRECTO. La marihuana es un hipotensor muy poco potente y no es efectivo para sustituir a los fármacos especializados.
 “La pérdida de visión relacionada afecta el desempeño al manejar”.
CORRECTO La visión periférica reducida merma la capacidad de medir el movimiento aumentando el riesgo de atropellamientos y accidentes automovilísticos.
 “Cuando comienzan a sentir los síntomas, la enfermedad apenas empieza”.
INCORRECTO. La mayoría de los casos no presentan síntomas y algunos se manifiestan en estados avanzados, cuando el daño es irreversible 
Puede prevenirse”.
CORRECTO. Algunos tipos de glaucoma sí pueden prevenirse. Pero el de ángulo abierto, más común en mexicanos, no. Sin embargo, su diagnóstico oportuno evita la progresión a la ceguera.
#AcudeconelLicenciadoenOptometría cada año para la detección oportuna.

 

 

 

 

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

bienestaraldia

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *