5 razones de peso para tratar la obesidad seriamente

México ocupa los primeros lugares mundiales en sobrepeso y obesidad, en niños y adultos.

Ambas condiciones son perjudiciales en sí mismas, pero al combinarse con otras enfermedades como diabetes, hipertensión y colesterol, entre otras, agravan o empeoran el cuadro clínico, retrasan o complican el tratamiento y pronóstico de curación.

Dejar toda la responsabilidad al paciente, a que baje de peso con dieta y ejercicio, es desconocer el funcionamiento del organismo y no se consideran factores medioambientales, de infraestructura, de capacitación, sociales, políticos, económicos y culturales.

De ahí la importancia de que la Academia Nacional de Medicina de México (ANMM) dedique, por primera vez en su historia, una sesión al sobrepeso y obesidad y haya invitado a la World Obesity Federation, al Instituto Nacional de Salud Pública y expertos de otras instituciones a este importante Simposio sobre obesidad.

Y es que la obesidad es una enfermedad compleja, diferente a otros padecimientos, cuya prevención y atención requiere esfuerzos adicionales y muy puntuales de regulación gubernamental, capacitación médica efectiva, programas y acciones desde el primer nivel de atención, así como mayor inversión, afirmó el doctor Simón Barquera Director del Área de Investigación en Políticas y Programas de Nutrición del Centro de Investigación en Nutrición y Salud (CINyS) en el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP).

Ante este reto y como resultado de previas mesas de trabajo en colaboración con diversas asociaciones e instituciones, la Academia Nacional de Medicina de México (ANMM), órgano asesor del gobierno federal incluyó, por primera vez, una sesión dedicada a la enfermedad llamada Tratar la Obesidad con Seriedad: de la evidencia sobre mecanismos fisiopatológicos a las políticas de salud multisectoriales integrales que mejorará la efectividad de los médicos con su paciente.

En este simposio, la Dra. Donna Ryan, presidente electa de World Obesity Federation (WOF), una de las personalidades más reconocidas en el campo de la obesidad a nivel mundial, comentó que no hay una receta para tratar dicha enfermedad, es necesario identificar las causas en cada persona y personalizar el tratamiento ya que puede ser genético, ambiental, incluso pueden intervenir la ingesta de algunos medicamentos, malos hábitos de sueño, alimenticios o el embarazo.

De acuerdo con el Doctor Carlos Aguilar Salinas, director de la Unidad de Investigación en Enfermedades Metabólicas y Obesidad del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición (INCMN), el 70% de los adultos mexicanos presentan sobrepeso, y de éstos, el 30% son ya obesos con la necesidad de tratar su obesidad seriamente. Sin embargo, el sistema de salud resulta insuficiente al momento de tratar a sus pacientes, por muy diversos factores como el reducido tiempo de consulta y la falta de personal.

En su participación, el doctor Juan Rivera Dommarco, director del INSP mencionó que al ser una enfermedad multifactorial se debe considerar el Balance Positivo de Energía, es decir, no consumir más calorías de las que el cuerpo utiliza diariamente. Y resaltó la necesidad de establecer a la obesidad como una epidemia global.

Explicó que se le llama ambiente obesogénico a aquellos lugares con fácil acceso a bebidas y alimentos de alto nivel calórico y bajo valor nutrimental y carecen de acceso a opciones saludables como bebederos públicos. Otro ejemplo, son las Ciudades en las que las personas necesitan desplazarse hasta 4 horas en transporte público del hogar al trabajo por lo que no se dispone de tiempo para ejercitarse, o faltan parques o son inseguros para realizar estas actividades.

El objetivo de invertir en seguridad e infraestructura pública es que las conductas saludables sean la opción más fácil y asequible para seguir, gesto que puede ser tan sencillo como colocar bebederos en aeropuertos y escuelas públicas, cambiar el entorno obesogénico a través de regulaciones gubernamentales, incrementar el impuesto a los alimentos no saludables hasta en un 30% y vigilar el etiquetado de éstos.

Los ponentes coincidieron en que la obesidad representa una amenaza constante a la salud y el bienestar de la población en México y el mundo, por ello después de discutir con asociaciones e instituciones de salud a favor de tratar la obesidad definieron el llamado de acción para nuestro país en Cinco razones de peso para tratar la obesidad seriamente:

  1. La obesidad ha provocado una epidemia global de diabetes tipo 2, cáncer, apoplejía, enfermedades cardiacas y del hígado que ponen una enorme presión sobre los sistemas de salud frágiles alrededor del mundo
  2. Se deberá adoptar una postura clara en contra del uso irresponsable de la publicidad de alimentos y bebidas no saludables para niños; así como a favor de un etiquetado basado en evidencia médica para estos productos
  3. Los compromisos existentes para hacer frente a la obesidad deber ser establecidos como prioridad de trabajo de los sistemas de salud
  4. Trabajar en las barreras del estigma y la falta de información desde el gremio médico hacia el paciente, ya que la presión que la obesidad ejerce sobre sistemas de salud, que ya son frágiles, podría empeorar.
  5. Tanto la prevención como el tratamiento de la obesidad deben incluirse en la cobertura universal de salud

Para revertir la crisis de obesidad, los líderes mundiales deben unir sus esfuerzos en la reunión de Alto Nivel sobre Enfermedades no Transmisibles que se celebrará en septiembre de 2018 para dar prioridad a la construcción de sistemas de salud fuertes y a hacer frentes a los determinantes sociales y comerciales de la obesidad.

Laboratorios Ifa Celtics, la empresa farmacéutica mexicana con mayor trayectoria en el tratamiento ético de la obesidad, se suma a las iniciativas para tomar acción y tratar la obesidad seriamente (#TrateLaObesidadSeriemente), de acuerdo con la World Obesity Federation, la Academia Nacional de Medicina de México y el Instituto Nacional de Salud Pública.

De acuerdo con la ENSANUT 2016, la obesidad es la enfermedad crónica más frecuente en población escolar, adolescente y adulta y su aumento durante las tres últimas décadas es preocupante por sus efectos adversos en la salud.[i] Según esta encuesta del 2012-2016, las mujeres tuvieron el aumento más alto con 2.7% y entre los adultos mexicanos el 72.6% vive con sobrepeso y obesidad. [ii]

Referencias

[i] ENSANUT 2016. Informe final de resultados. 31 de Octubre de 2016. INSP y SSA. Conclusiones pag. 128. http://promocion.salud.gob.mx/dgps/descargas1/doctos_2016/ensanut_mc_2016-310oct.pdf

[ii] ENSANUT 2016. Informe final de resultados. 31 de Octubre de 2016. INSP y SSA. Conclusiones pags. 131-133. http://promocion.salud.gob.mx/dgps/descargas1/doctos_2016/ensanut_mc_2016-310oct.pdf

Sitios de interés

Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición (INCMN)

Instituto Nacional de Salud Pública (INSP)

World Obesity Federation (WOF)

Academia Nacional de Medicina de México (ANMM)

 

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

bienestaraldia

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *