Anticonceptivos de larga duración, alternativa para frenar embarazos no planificados en Latinoamérica

¿Sabías que una de las principales causas de los embarazos no deseados es el olvido o uso incorrecto de métodos anticonceptivos?

Así lo señalan especialistas en salud sexual y reproductiva que participaron en el Taller Latinoamericano para Periodistas: “Mujer actual y anticoncepción, revelando nuevos caminos”, organizado por Bayer en la CDMX.

Tan solo en 2012 de los casi 18 millones de embarazos reportados en la región, alrededor del 56% no fueron planeados[i], como consecuencia de la falta de un anticonceptivo, pero también como resultado de errores en el uso u olvido en la toma de  métodos diarios, semanales o mensuales por parte de las usuarias, indican..

Es así que los llamados Anticonceptivos Reversibles de Acción Prolongada (ARAP) cuentan con importantes beneficios y podrían ayudar a las mujeres jóvenes latinoamericanas a cumplir sus metas de vida al prevenir eficazmente embarazos no planificados, incluso con una tasa superior de protección a la de métodos de mayor popularidad como la píldora anticonceptiva, destacaron los expertos médicos.

El Taller Latinoamericano para Periodistas: “Mujer actual y anticoncepción, revelando nuevos caminos”, que se llevó a cabo los días 24 y 25 de abril en la ciudad de México,  contó con la participación de representantes del Consejo Nacional de Población (CONAPO), el Colegio Mexicano de Especialistas en Ginecología y Obstetricia (COMEGO), la Secretaría de Salud de la Ciudad de México (SEDESA), la Universidad Estatal de Campinas en Brasil y el Departamento de Salud Pública de Los Angeles California, EE.UU.

En el evento, los especialistas coincidieron en que los embarazos no planificados constituye un importante problema de salud pública que requiere estrategias puntuales y efectivas que contribuyan a reducir esta situación común en los países latinoamericanos.

 

La Dra. Josefina Lira Plascencia, Vicepresidente del Colegio Mexicano de Especialistas en Ginecología y Obstetricia, destacó que ante esta situación, diversas asociaciones gineco-obstétricas en el mundo como el Colegio Americano de Ginecología y Obstetricia y la Academia Americana de Pediatría aconsejan el uso de métodos anticonceptivos como los sistemas intrauterinos- en mujeres jóvenes y muy jóvenes, ya que por su alta tasa de efectividad y continuidad[ii] se adaptan a las necesidades de este grupo poblacional. Incluso, la Organización Mundial de la Salud[iii] destaca que estos métodos pueden emplearse en mujeres jóvenes y que aún no han tenido hijos.

En México, la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes (ENAPEA) considera el acceso a los métodos Anticonceptivos Reversibles de Acción Prolongada (ARAP) como una importante alternativa para ayudar a las mujeres jóvenes a planificar su vida reproductiva, destacando que “los métodos ARAP se encuentran entre las opciones de primera línea para las mujeres que estén por iniciar o hayan iniciado actividad sexual”.[iv]

Durante el taller, los especialistas destacaron que la eficacia de los métodos anticonceptivos depende de que las mujeres tengan un «uso perfecto» del mismo, es decir, que los tomen exactamente como los médicos lo recomiendan. El riesgo es que en la vida diaria las mujeres suelen olvidar su toma (concepto conocido como “uso típico”), lo cual eleva el riesgo de fallas de protección anticonceptiva y aumenta la posibilidad de un embarazo no planeado.

Métodos como la píldora anticonceptiva muestran una tasa de 3 embarazos por cada 1000 mujeres con un “uso perfecto” durante el primer año, pero estadísticas muestran que su “uso típico” arroja una tasa de 90 embarazos por cada 1000 mujeres. En el caso de los métodos ARAP se muestran una tasa de 2 embarazos por cada 1000 casos[v], tanto en “uso perfecto” como en “uso típico”, ya que al tener eficacia anticonceptiva de largo plazo no requieren de  seguimiento constante de quien lo usa.

Durante su intervención, el Dr. Patricio Sanhueza, Coordinador de Salud Reproductiva de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México, destacó que los métodos ARAP ofrecen ventajas más allá de la anticoncepción como reducción de la cantidad y duración de los sangrados menstruales, mejor control del ciclo y disminución del riesgo de anemia, pero igual de relevante para las mujeres jóvenes es que estos métodos ofrecen ventajas en su vida cotidiana, al otorgarles apego, seguridad, libertad y comodidad con una protección de entre 3 y 5 años, permitiéndoles poder planificar proyectos personales o profesionales a mediano y largo plazo.

Para el Dr. Luis Bahamondes, profesor titular de Ginecología en la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Estatal de Campinas en Brasil, el método anticonceptivo ideal es aquel que empate con el estilo de vida de cada mujer, considerado su condición de salud pero también sus actividades cotidianas, planes futuros, deseo de tener hijos a corto o largo plazo… y es aquí donde la consejería médica juega un papel fundamental para orientarlas en la selección del anticonceptivo adecuado.

El especialista aseveró que la elección anticonceptiva es una decisión importante para la vida de todas las mujeres, razón por la cual es importante promover conversaciones efectivas entre médicos y usuarias, informar a las mujeres sobre todas las opciones anticonceptivas incluyendo los métodos de larga duración, promover un papel activo de la usuaria para identificar la mejor opción de acuerdo con su necesidades, despejar dudas y mitos sobre los métodos, así como asegurar que sepan cómo funcionan los anticonceptivos y el efecto que tienen en su cuerpo.

“Cuando las mujeres eligen el método anticonceptivo que mejor se adapta a sus necesidades físicas y de estilo de vida, es más probable que lo usen de forma correcta y consecuente, evitando embarazos no planificados”[vi], concluyó.

Finalmente, durante el taller la voz de las latinoamericanas se puso de manifiesto a través de tres mujeres de diferentes países de la región, quienes compartieron sus puntos de vista,  expectativas, deseos y dudas respecto a la importancia de contar y elegir opciones anticonceptivas que respondan y satisfagan sus necesidades personales, siempre en conjunto con la asesoría de un profesional de la salud.

 

Referencias

[i] Sedgh G et al. Intended and unintended- pregnancies worldwide in 2012 and recent trends. Stud Fam Plann 2014;45:301–314

[ii] O’Neil-Callahan M, Peipert JF, Zhao Q, Madden T, Secura G. Twenty-four-month continuation of reversible contraception. Obstet Gynecol 2013; 122: 1083-91

[iii] WHO. Medical Eligibility Criteria for Contraceptive Use: A WHO Family Planning Cornerstone. 5th edition. Geneva: World Health Organization. 2015

[iv] ENAPEA, p. 17. Disponible en: https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/232826/ENAPEA_0215.pdf (Consultado el 9/abril/2018)

[v] WHO. Medical Eligibility Criteria for Contraceptive Use: A WHO Family Planning Cornerstone. 5th edition. Geneva: World Health Organization. 2015.

[vi] Frost JE & Darroch JE. Factors associated with contraceptive choice and inconsistent method use, United States, 2004.Perspect Sexual Reprod Health

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

bienestaraldia

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *