Beneficios de la cirugía ambulatoria

En la última década el porcentaje de cirugías ambulatorias, en México, se ha incrementado tanto en hospitales privados como públicos.

Y es que los beneficios que este procedimiento ofrece para los pacientes son significativos como intervenciones mínimamente invasivas, así como tiempos cortos de recuperación a un bajo costo.

La cirugía ambulatoria es aquella en la que se realizan procedimientos quirúrgicos que no requieren cuidados especiales posoperatorios y el paciente puede ser dado de alta a las pocas horas de la intervención; eliminando los altos costos de la hospitalización. Esto reduce el riesgo de infección intrahospitalaria y disminuye los riesgos.

Realizar un procedimiento ambulatorio o no, depende del tipo de intervención quirúrgica y de las condiciones generales del paciente, como: edad, tipo de anestesia y riesgo, duración de la cirugía, tiempo de recuperación posquirúrgica, manejo del dolor, sangrado, voluntad del paciente, entre otros.

En las últimas décadas este procedimiento ha crecido a 75% a nivel mundial. El aumento se explica por los avances científicos y tecnológicos que permiten establecer dinámicas de tratamiento en donde se evita la hospitalización de los pacientes, gestionando adecuadamente su ingreso y permitiendo la recuperación en casa. También es claro que en nuestro país existen distintos centros ya con cirugía ambulatoria con resultados satisfactorios y muy bajas complicaciones.

“Dependiendo del tipo de intervención quirúrgica y de las condiciones generales del paciente es como se toma la decisión de realizar un procedimiento ambulatorio. Los tipos más comunes de cirugías de este tipo son: hernioplastia inguinal, hernioplastia umbilical, cirugía de nariz, cirugía plástica y reconstructiva, tomas de biopsia, cistoscopias, vasectomía, etc.”, comentó el Dr. Jorge Ortiz de la Peña, director de la línea de servicio de cirugía del Centro Médico ABC.

“Para lograr una cirugía ambulatoria eficiente, el papel de las enfermeras tiene una importancia vital. El personal participa activamente en los programas de capacitación y adoctrinamiento de pacientes y familiares en las áreas que desarrollan sus funciones como consulta externa, preparación preoperatoria, quirófanos y recuperación posoperatoria.

El personal médico también debe estar capacitado en diversas técnicas que permitan que las mismas se efectúen en tiempos mínimos, con un depurado manejo de los tejidos, que faciliten una pronta recuperación. El trato personalizado con el paciente es una fuente permanente de confianza y de seguridad por el mismo elemento que coadyuva a obtener todas las ventajas que la cirugía ambulatoria ha demostrado que ofrece”, afirmó el especialista.

 

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

bienestaraldia

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *