Acceso y consejería en anticoncepción: claves para reducir embarazos en jóvenes mexicanas

Para reducir los casi 390 mil nacimientos que anualmente se presentan en adolescentes mexicanas menores de 19 años por embarazos no planeados, es fundamental que los médicos brinden asesoría de calidad en salud sexual y reproductiva que permita a las mujeres una elección adecuada de su método anticonceptivo.

Representantes del Consejo Nacional de Población (CONAPO), el Colegio Mexicano de Especialistas en Ginecología y Obstetricia A.C. (COMEGO) y la Federación Mexicana de Colegios de Obstetricia y Ginecología A.C. (FEMECOG), coincidieron en que el embarazo no planificado es un problema de salud pública que requiere estrategias puntuales y efectivas que contribuyan a reducir su alta incidencia en la población juvenil.
México ocupa el primer lugar en embarazos en población adolescente de entre todos los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), con una tasa de fecundidad de 77 nacimientos por cada mil adolescentes de entre 15 a 19 años de edad.
Esto podría ser resultado de que una de cada tres adolescentes en el país ha iniciado su vida sexual y el 45% de ellas reportó no haber usado algún método anticonceptivo durante su primera relación sexual, según datos de la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID) 2014.

ENCUESTA TANCO

Como parte de estas estrategias y con el objetivo de identificar las necesidades reales de las mujeres en materia de anticoncepción frente a la percepción de los médicos respecto a dichas necesidades, se presentaron por primera vez los resultados del capítulo México de la encuesta mundial “Think About Needs in Contraception” (TANCO), que se realizó en 8 mil 875 mujeres y 879 médicos (ginecólogos y obstetras) de 14 países.
“La encuesta TANCO revela aspectos importantes en el comportamiento de las mujeres mexicanas ante los anticonceptivos, como es el olvido en la toma de la píldora y el uso de anticoncepción de emergencia para solucionarlo, situación que es fácilmente prevenible a través de la orientación médica en métodos reversibles de larga duración (LARC) que evitan complicaciones y el riesgo de embarazo no planificado”, señaló la doctora Erika Torres, médico ginecólogo y gerente Médico de Innovative Women´s Health de Bayer.
Por su parte, la doctora Josefina Lira Plascencia, vicepresidenta del COMEGO, destacó que TANCO fortalece la recomendación de asociaciones médicas internacionales como la Academia Americana de Pediatría que aconsejan el uso de métodos LARC en mujeres jóvenes y muy jóvenes, por su alta tasa de efectividad y continuidad que se adaptan a las necesidades de este grupo poblacional.
En México, la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes (ENAPEA) considera el acceso a los métodos LARC como una importante alternativa para ayudar a las mujeres jóvenes a planificar su vida reproductiva, destacando que estos métodos se encuentran entre las opciones de primera línea para las mujeres que estén por iniciar o hayan iniciado actividad sexual.
A pesar de los altos niveles de uso y satisfacción con los métodos actuales, TANCO expone la necesidad de alcanzar una comunicación más eficaz y estrecha con los pacientes y los médicos para conocer sus inquietudes en anticoncepción, para lograr una elección informada que se traduzca en una mayor satisfacción, incremente la tasa de continuidad, así como la disminución de la incidencia de embarazos no planificados en el país, expresó la especialista en salud sexual y reproductiva.

 

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

bienestaraldia

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *