Disminuye la inflamación y tus niveles de colesterol con los fitonutrimentos del arándano

Por Esther Schiffman Selechnik. Nutrióloga y especialista en obesidad y comorbilidades.

Al escuchar la palabra inflamación seguramente piensas en cuando te sientes hinchada, pesada o lenta y aunque sí se siente así cuando algo te cae mal al estómago, en esta ocasión me refiero a una inflamación interna que continuamente nos ocurre como medida protectora ante ciertos ataques a los que estamos expuestos constantemente.

Entre dichos ataques, los más comunes son por virus y bacterias así como por los radicales libres formados por los rayos ultravioletas del sol, la contaminación, la falta de sueño y el estrés con el que vivimos en el acelere de la actualidad.

Esta inflamación provoca la oxidación del colesterol de baja densidad (LDL) que circula en nuestra sangre y favorece su adhesión a las paredes de las arterias incrementando el riesgo de infartos, trombos y muerte por enfermedad cardiovascular.

Otro de los efectos relacionados con la inflamación son los problemas gastrointestinales como la colitis, que se da a partir de la propia protección del cuerpo ante algunas bacterias o virus que atacan la flora intestinal y provocan molestias que además de ser muy dolorosas, dañan lentamente el sistema inmunológico, incrementando el riesgo de otro tipo de enfermedades.

Por ello es importante brindar a nuestro cuerpo una elevada dosis de fitonutrimentos antioxidantes que eviten estos daños provocados por la inflamación. Esto puede lograrse consumiendo diariamente arándanos y jugo de arándano porque su concentración de estas sustancias es tan alta que sus efectos benéficos son inmediatos.

Un ejemplo es el estudio canadiense en ratones a los que se les indujo colitis con bacterias muy agresivas y que demostró cómo los fitonutrimentos del arándano lograron disminuir la severidad de la enfermedad, el daño al colon y las citicinas inflamatorias circulantes (IL, 1b, IL-6, IFNg, y TNFa) al mismo tiempo que incrementaron la expresión de genes involucrados en la promoción de la función del sistema inmunológico[1].

Otro estudio canadiense reveló que el tratamiento con extracto de arándano por 8 semanas en ratones alimentados con una dieta alta en azúcares y grasas, logró disminuir la ganancia de peso esperada con esta dieta, la grasa a nivel visceral (que es la más peligrosa), el peso del hígado, la acumulación de grasa en el hígado, los niveles de colesterol LDL y los marcadores inflamatorios intestinales, a la vez que incrementaron la sensibilidad a la insulina después de una prueba de tolerancia oral a la glucosa, no dejando duda alguna de que los arándanos son aliados para disminuir la inflamación y la mayoría de los factores del síndrome metabólico que ponen en riesgo la salud del corazón[2].

Además de medir directamente los niveles de citocinas o factores inflamatorios, una manera de evaluar los efectos benéficos de un alimento en la inflamación es mediante la determinación de edemas (midiendo mieloperoxidasa (MPO) y TBARS) y la actividad de las catalasas (CAT). Una prueba más clara del efecto antiinflamatorio del arándano está en que estudios han demostrado una disminución significativa del CAT y de los niveles de MPO y TBARS (hasta en un 70%) gracias a la quercetina, rutina y los demás fitonutrimentos antioxidantes contenidos en esta deliciosa mora[3].

Así es que si en tus análisis de sangre (perfil de lípidos) muestran elevados niveles de colesterol total y/o de colesterol LDL; si tienes hipertensión arterial, colitis, enfermedades inflamatorias intestinales; o si tienes historia familiar de alguna de estas patologías, no dudes en beneficiarte de este remedio natural que puede ayudarte a mejorar tu función arterial y a tu sistema digestivo para que te sientas mucho mejor.

¿Qué esperas para recibir los efectos anti-inflamatorios que te brindan los deliciosos arándanos en cada una de sus prácticas presentaciones?

Referencias 

[1] Monk J, Lepp D, Power K, et al. Diets enriched with cranberry beans alter the microbiota and mitigate colitis severity and associated inflammation. The Journal Of Nutritional Biochemistry J 2016;28:129-139

[2] Anhê F, Roy D, Marette A, et al. A polyphenol-rich cranberry extract protects from diet-induced obesity, insulin resistance and intestinal inflammation in association with increased Akkermansia spp. population in the gut microbiota of mice. Gut 2015;64(6):872-883

[3] Nardi G, de Farias Januário A, Locatelli C, et al. Anti-inflammatory Activity of Berry Fruits in Mice Model of Inflammation is Based on Oxidative Stress Modulation. Pharmacognosy Research, 2016;8:S42-S49

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

bienestaraldia

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *