¿Cómo ayudar a una persona en una crisis de epilepsia?

En el marco del Día Mundial para la concienciación de la Epilepsia, que se conmemora el 26 de marzo, el doctor Francisco Bejarano, Especialista en neurourgencias y Jefe del Servicio de Urgencias de Hospital Sedna, nos habla de los primeros auxilios que se pueden brindar a una persona que esté sufriendo un ataque epiléptico.

El doctor Bejarano explica que “la epilepsia es el cuarto trastorno neurológico más común y afecta a más de 50 millones de personas en todo el mundo, es más común en niños pequeños y personas de edad avanzada de acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud. La epilepsia se conoce como una alteración del cerebro que se caracteriza por la predisposición permanente para generar crisis epilépticas y las consecuencias neurobiológicas, cognitivas, psicológicas y sociales de esta condición, también es caracterizada por la repetición de dos o más crisis epilépticas en ausencia de una causa inmediata aguda identificable que la provoque”.

Las crisis epilépticas son eventos transitorios debidas a una actividad cerebral anormal, con descargas eléctricas sincrónicas y excesivas de grupos de células cerebrales que pueden producirse en diferentes partes del cerebro, las convulsiones pueden ir desde episodios muy breves de ausencia o de contracciones musculares, hasta convulsiones prolongadas y graves. Su frecuencia puede variar desde una al año a varias al día, comenta el especialista.

Lamentablemente no estamos exentos a presenciar una crisis convulsiva de alguna persona, ya que estos se pueden presentar en cualquier momento y lugar, por ello es importante tomar ciertas medidas que podrán ayudarlo a superar el episodio.

¿Qué hacer durante y después para ayudar a una persona con una convulsión epiléptica?

NO sujete a la persona o trate de evitar que se mueva

  • NO introducir ningún objeto en la boca del paciente ya que podría lesionarlo o bien, lesionarse a sí mismo.
  • NO ofrecer agua ni alimentos hasta que la persona haya recobrado la consciencia completamente.

“Es importante que la persona que haya sufrido una crisis epiléptica tome tiempo para descansar y recuperarse, principalmente permanecer siempre acompañado ya que puede existir el riesgo de presentarse una segunda convulsión”.

Una cuestión que debemos tener clara es cómo podemos ayudar a nuestros familiares o amigos que la padecen. Lo principal es que comprendan la importancia de acudir con su médico y un buen apego al tratamiento, de esta manera ayudará a disminuir en gran medida el número de crisis convulsivas”, finaliza el doctor Bejarano.

Numeralia
  • Anualmente se diagnostican 2.4 millones de casos de epilepsia en el mundo (OMS).
  • 1 de cada 26 personas desarrollará epilepsia en el transcurso de su vida.
  • 7 de cada 10 personas con nuevo diagnóstico de epilepsia pueden controlar las convulsiones con un apego correcto a su tratamiento.

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

bienestaraldia

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *