Dormir de más, no es siempre algo bueno. Aquí el por qué

Ya sabes que demasiadas noches de muy poco sueño pueden perjudicar tu salud física, mental y emocional- pero dormir demasiado tiempo puede ser igual de contraproducente.

La gente que duerme menos de siete horas o más de ocho tiene un riesgo mayor de desarrollar diabetes tipo 2. Las personas que duermen cortos y largos periodos también tienden a subir más de peso que personas que duermen moderadamente, según otro estudio. Y luego, existen también los efectos cerebrales de un sueño prolongado como deterioro de la memoria en adultos mayores y un mayor en riesgo de desarrollar demencia.

“Hay varias teorías sobre el aumento de sueño y su asociación con la obesidad y diabetes,” dice la doctora en medicina de la familia, Natasha Bhuyan, MD de Phoenix, Arizona. “Una teoría es que la gente con apnea de sueño tiene una mayor necesidad de dormir más tiempo, y también está en riesgo de obesidad y diabetes. Otra teoría es que el sueño prologando en sí mismo es sólo un síntoma de problemas subyacentes como la depresión. Ciertamente, no parece que una mayor duración del sueño sea la causa de estos riesgos para la salud; más bien, hay alguna relación en eso que necesita ser estudiada más a fondo”.

Es una locura pensar que deberías ponerle un límite a algo que es tan bueno para ti, pero eso es exactamente lo que recomiendan algunos expertos. Afortunadamente, averiguar si estas durmiendo demasiado y qué hacer al respecto no es un problema. A continuación, líderes y expertos en salud nos brindan algunos consejos.

¿Estás durmiendo demasiado?

Como es de esperarse, los modelos de sueño (como muchos otros aspectos de la salud, desde la nutrición hasta el ejercicio) varían de persona a persona. Y mientras agencias como los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) regularmente registran de siete a nueve horas por noche, como la duración recomendada del sueño para los adultos, varios expertos argumentan que las definiciones de “demasiado” y “muy poco” sueño son turbias.

“El número a menudo ronda las ocho horas porque es el promedio, pero no es un número fijo para todos”, dice la asesora de sueño de Fitbit, Allison Siebern, PhD, profesora asistente asesora en el Centro de Ciencias y Medicina del Sueño en Standford y directora de Salud de Sueño. Programa de integración en el Veterans Affaris Medical Center en Fayeteville, NC. “No hay definición de demasiado.”

La cantidad de horas de sueño que necesitas por noche dependen principalmente de tu edad y de tu propio cuerpo”, dice Bhuyan. Cuanto más joven es una persona, más tiempo necesita para dormir, porque el sueño afecta directamente el desarrollo mental y físico. Contando siestas y dormitando durante la noche, los recién nacidos normalmente necesitan dormir entre 14 a 17 horas del día, los niños pequeños necesitan entre 11 a 14 horas, los niños en preescolar requieren 10 a 13 horas, los niños en edad escolar de 9 a 11 horas y los adolescentes de 8 a 10.

Para saber si estas durmiendo demasiado, primero debes saber cuánto estas durmiendo actualmente. Cuando los usas para acostarte en tu cama, todos los dispositivos Fitbit de muñeca pueden detectar automáticamente cualquier sesión de sueño de al menos una hora de duración.

Para ver tus estadísticas de sueño, incluyendo las horas que dormiste, solo toca la opción de sueño en el panel de tu aplicación Fitbit. Si estas utilizando un teléfono iOS o Android, puedes tocar el icono del expansor en la parte superior derecha de la gráfica para ver el tiempo promedio de sueño durante varios periodos de tiempo (el tiempo de sueño se calcula restando tu tiempo despierto o inquieto del seguimiento general. Por ejemplo, si dormiste 8 horas, pero te despertaste dos veces 15 minutos cada una, la hora que dormiste mostrara 7.5 horas).

Hay maneras diferentes en que esta información pueda ser útil. “Si alguien está haciendo cambios o haciendo correlaciones con factores de salud, revisar semana a semana puede ser beneficioso”, dice Siebern. “Si alguien está notando un cambio en su sueño (es decir, necesita más con el tiempo), observar las tendencias más largas puede ser útil”.

Una vez que sepas cuál es tu tiempo de sueño promedio, comienza a prestar atención a cómo te sientes cada día. Al relacionar cuánto has dormido con cómo te sientes, puedes comenzar a averiguar si la cantidad de sueño que duermes cada noche es realmente la cantidad adecuada para ti.

“Si duermes constantemente nueve horas y te despiertas sintiéndote lento y no puedes completar tus tareas físicas y mentales sin problemas durante el día, entonces nueve horas de sueño podrían ser demasiado para ti”, dice Bhuyan. “También podría tener una afección médica subyacente que deba explorarse, por lo que vale la pena consultar a tu doctor”.

¿Por qué tu cuerpo puede estar deseando más sueño?

Si sabes que te sientes bien con siete horas de sueño por la noche, pero te das cuenta de que tu vida cotidiana está empezando a aumentar, seria inteligente investigar.

“Es difícil para el cuerpo superar una hora de sueño a menos que haya una razón”, dice Siebern. “Digamos que alguien que está cableado como un durmiente de siete horas e intenta dormir de ocho a nueve horas; se acostarán en la cama y no será una experiencia agradable”.

Hay algunas causas posibles, incluyendo un estilo de vida ocupado. “Los adultos pueden restringirse un poco con el sueño durante la semana laboral debido a las responsabilidades de la vida”, dice Siebern. “Y los fines de semana pueden tender a dormir más de lo que es el promedio para compensar parte de la deuda del sueño”.

Desafortunadamente, no puedes recuperar el sueño perdido en un día. Si crees que tienes una deuda de sueño, aquí te explicamos cómo equilibrar lo que debes dormir. Si lo haces y aún sientes mucho sueño, considera si la medicina podría ser un factor. Según investigaciones, una razón común por que las personas duermen de más es el medicamento recetado para el sueño, que según un estudio de los CDC dice que aproximadamente el 4% de los adultos estadounidenses de 20 años y más informaron haber tomado en los últimos 30 días. Un estudio descubrió que las personas que usan medicamentos para el insomnio regularmente experimentan efectos residuales como somnolencia y memoria deteriorada que interfieren con el trabajo, la vida en el hogar y las relaciones sociales.

Los efectos también pueden ser mucho más graves. “Las investigaciones emergentes muestran que las pastillas para dormir son peligrosas y están relacionadas con una mayor mortalidad”, dice Bhuyan. “Entonces, si sufres de insomnio, es mejor que encuentres formas naturales de quedarse dormido (y que duermas menos tiempo) que tomando un medicamento recetado para dormir”.

Si la medicación para dormir no es el problema, habla con tu médico sobre el potencial de una condición de salud subyacente o si un medicamento recetado que estás tomando actualmente para esa condición puede estar contribuyendo a tu fatiga. Se sabe que muchas afecciones médicas causan cambios en el sueño, incluyendo:

  • Depresión y ansiedad
  • Apnea del sueño
  • Infecciones
  • Asma
  • Trastornos gastrointestinales, y más.

“Las personas con depresión a menudo tienen dificultades para despertarse en la mañana”, dice Bhuyan. “Las personas con apnea del sueño se despertarán [sintiéndose] no resueltas, roncarán de noche o, a veces, tendrán episodios en los que su compañero de sueño cree que dejaron de respirar. Estas condiciones pueden ser sutiles, por lo que es importante consultar a un proveedor de atención primaria para que puedan detectar cualquier pista pequeña.”

Si te preocupan tus estadísticas de sueño o la calidad de tu descanso, haz una cita con tu médico para investigar el problema. “Es importante ver a tu médico para un examen general de salud para que pueda hablar sobre tus hábitos de sueño”, dice Bhuyan.

Y si tu doctor descarta cualquier condición médica potencial que afecte tu sueño, entonces es hora de realizar una serie de autoevaluación de tus patrones nocturnos para que puedas comenzar a hacer mejoras. Las herramientas para dormir de Fitbit, como recordatorios de la hora de acostarte y alarmas silenciosas, pueden ayudarte a establecer y mantener un horario de sueño constante.

 

 

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

bienestaraldia

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *