Jóvenes, los más propensos a padecer ojo seco

El envejecimiento de la población, los cambios en los estilos de vida y el acceso limitado a la atención oftalmológica, en particular en los países de ingresos bajos y medios, son algunos de los principales factores que impulsan el aumento del número de personas con deficiencia visual.

En México, se estima que hay más de 2 millones de personas con deficiencia visual y cerca de 500 mil con ceguera. Los principales factores de riesgo para desarrollar este padecimiento están relacionados a la edad y sus consecuencias más comunes son: cataratas, glaucoma, degeneración macular (relacionada a la edad), retinopatía diabética, opacidades corneales y afecciones oculares infantiles causadas por carencia de vitamina A.

En este sentido, el Día Mundial de la Visión, que se conmemora cada 10 de octubre, busca realizar un atento llamado a la población a no perder el derecho a ver y cuidar su salud visual, con el objetivo de reducir la discapacidad visual evitable como problema de salud pública mundial.

Así mismo, garantizar el acceso de las personas con este tipo de discapacidad a servicios de salud que permitan tener una mejor calidad de vida.

En conferencia de prensa, el Dr. Jesús Jiménez Román, Oftalmólogo Especialista en Glaucoma y Jefe del Servicio de Glaucoma en la Asociación para Evitar la Ceguera en México, IAP, explicó que, la mayoría de los padecimientos mencionados relacionados con la salud visual, son evitables y en México es baja la cultura de prevención que existe en torno a la salud visual.

 

El Glaucoma

Las consultas con el oftalmólogo para una revisión periódica de la vista y la salud ocular, deben ser consideradas esenciales y realizarse por lo menos una vez al año,” comentó el especialista.

Indicó que de acuerdo con datos de la Asociación Mundial del Glaucoma, el glaucoma es la segunda causa de ceguera en personas mayores de 40 años en el mundo y la primera causa de ceguera irreversible, ya que se estima, que hay 78 millones de personas afectadas en todo el mundo por esta enfermedad y se calcula que para el año 2040 estas cifras podrían aumentar hasta un 41% (110 millones aproximadamente).

El glaucoma es una enfermedad ocular silenciosa porque no tiene ningún síntoma en etapas iniciales y puede aparecer en edades tempranas. En nuestro país, se estima que el 4% de la población lo padece y lo desconoce.

 

Síndrome de Ojo Seco

En este sentido, una de las enfermedades más frecuentes asociadas al glaucoma, es el Síndrome de Ojo Seco, el cual, ha ido en aumento, principalmente por el cambio de actividades relacionadas con el estilo de vida durante la actual contingencia sanitaria.

A lo anterior, el Dr. Jiménez Román indicó que, “Esta condición se ha convertido en una de las secuelas más importantes de la pandemia global que se vive actualmente, ya que el 90% de los usuarios de dispositivos móviles lo padece”, explicó.

«La mayoría de las personas trabajan desde casa, lo que ha incrementado los tiempos de exposición a monitores de dispositivos, así como el aumento de esta condición entre la población más joven», dijo.

El Síndrome de Ojo Seco es una enfermedad común de múltiples factores, causada por la falta crónica de lubricación y humectación sobre la superficie del ojo que provoca molestias, irritación, enrojecimiento, alteración en la vista, intolerancia a la luz, pesadez en los párpados y visión borrosa.

Se considera que este síndrome es una condición que a escala mundial afecta hasta al 20% de la población y prevalece principalmente en mujeres. En México, 6 de cada 10 jóvenes se ven afectados por éste y, según expertos, el padecimiento va en aumento debido al uso indiscriminado de computadoras y teléfonos móviles.

Factores de riesgo

 

Los factores de riesgo que provocan el Síndrome de Ojo Seco pueden dividirse entre aquellos ocasionados por causas ambientales y los que se originan a causa de prácticas relacionadas con el estilo de vida.

 

Por causas ambientales 

 

  • Contaminación atmosférica o la exposición a rayos UV;
  • Los derivados de problemas de salud o congénitos, como la inflamación crónica de la superficie ocular y la conjuntivitis alérgica;
Por causas relacionadas con el estilo de vida

 

  • La exposición constante a la computadora o el celular;
  • El uso de lentes de contacto y humo del cigarro.

Para quienes ya viven con este padecimiento y necesitan aliviar los síntomas que presentan, la Dra. Alaina Castro, Gerente Médico de Laboratorios Grin, recomendó disminuir en la medida de lo posible, productos que aumentan la irritación ocular, como:

  • el maquillaje,
  • usar lentes de sol al exponerse a los rayos UV,
  • tener cuidado al cambio brusco de temperaturas y flujo del aire,
  • organizar descansos para la vista y parpadear constantemente, así como bajar la intensidad de la luz de los dispositivos móviles; y
  • apoyarse de lágrimas artificiales, comúnmente llamados lubricantes oculares para mitigar las molestias.Finalmente, se invita a tomar medidas de prevención para esta condición que es mucho más común de lo que pensamos y afecta a gran parte de los mexicanos. Se recomienda acudir oportunamente con el especialista, por lo menos una vez al año, para que brinde un diagnóstico certero y el tratamiento adecuado.

Recomendaron, especialmente, evitar remedios caseros como té de manzanilla para limpiar los ojos y, en caso de utilizar gotas oftálmicas  cerciorarse de que  no contengan conservadores y corticoides y preferentemente sean recomendadas por el médico especialista. 

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

bienestaraldia

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *