Listo el proyecto de dictamen de reforma a la Ley Federal de Variedades Vegetales

Después de un amplio ejercicio participativo, hemos logrado la conformación de un importante proyecto de dictamen en el cual participaron organizaciones de productores y de la sociedad civil, las cadenas productivas, académicos, legisladores y autoridades gubernamentales”, así lo señaló el Diputado Eraclio “Yako” Rodríguez, presidente de la Comisión de Desarrollo y Conservación Rural, Agrícola y Autosuficiencia Alimentaria.


Se trata de un documento que reconoce los derechos de los campesinos, pueblos y comunidades indígenas, con el cual se pretende modernizar y homologar el marco normativo de nuestro país con los compromisos asumidos en el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y en el Tratado de Asociación Transpacífico (TIPAT), el cual tendrá que ser discutido y aprobado en próximas fechas por la Comisión de Desarrollo y Conservación Rural,  Agrícola y Autosuficiencia Alimentaria de la Cámara de Diputados.

Desde su publicación en 1996, la Ley Federal de Variedades Vegetales (LFVV) no ha sido reformada de manera sustantiva. Actualmente, las necesidades de la agricultura son muy diferentes a las de entonces y es nuestra responsabilidad poner los recursos y los avances tecnológicos necesarios al alcance de los agricultores mexicanos para generar las condiciones que permitirán impulsar la productividad agrícola”, señaló el diputado.

La Comisión realizó siete mesas de trabajo en los meses de abril a junio, donde confluyeron los sectores interesados, quienes analizaron la iniciativa artículo por artículo y construyeron en consenso un proyecto de dictamen que atendió y recogió las distintas voces y visiones que se tienen sobre la producción agrícola de nuestro país.

 

 El dictamen garantiza la protección de los conocimientos tradicionales 

El legislador destacó que este proyecto de dictamen garantiza la protección de los conocimientos tradicionales y los recursos genéticos de los campesinos, excluyendo de la aplicación de esta Ley a las variedades silvestres, nativas, criollas o de uso común (como el maíz nativo), por lo que salvaguarda este tipo de semillas y evita que los entes públicos o privados puedan registrar las mismas.

“Garantizamos que, dentro del esquema de protección de variedades mejoradas de la LFVV, no haya ninguna restricción para el intercambio de semillas entre los campesinos y comunidades que siembran, seleccionan y guardan variedades nativas, criollas o de uso común e, incluso de variedades mejoradas para su autoconsumo. Con ello, protegemos sus usos, costumbres y conocimiento tradicional” enfatizó el Diputado Rodríguez.

Además, el legislador comentó que el proyecto de dictamen promueve la investigación y desarrollo de nuevas variedades vegetales mejoradas por parte de instituciones públicas y privadas en México, con lo que se busca disminuir la dependencia tecnológica del exterior.

“Hagamos lo necesario para garantizar también el acceso a una mayor oferta de semillas para todos los agricultores y campesinos e impulsar la productividad del campo mexicano. Esto es, sin duda, un paso decisivo hacia la autosuficiencia alimentaria establecida en el Plan Nacional de Desarrollo”, agregó el legislador.

Detalló que, con una legislación actualizada, los agricultores mexicanos tendrán alternativas de semillas mejoradas que responderán a sus necesidades regionales y les permitirán ser más productivos y tener mayores ingresos para su sustento familiar y el desarrollo de sus comunidades.

 

Se reforzarán las exportaciones agrícolas
 

Aunado a lo anterior, el Diputado aseguró que se reforzarán las exportaciones agrícolas, de modo que el sector primario continúe siendo un motor para promover el desarrollo social y económico de la nación.

Debo ser muy puntual y destacar que el proyecto de dictamen elimina las penas de cárcel originalmente propuestas en la iniciativa y de ninguna manera criminaliza a los campesinos o a las comunidades indígenas, así como sus prácticas ancestrales al permitir sembrar, intercambiar y guardar sus propias semillas. No obstante, busca evitar que los campesinos sean engañados con semillas plagiadas que dañan sus cultivos, por lo que establece sanciones económicas a fin de desincentivar acciones indebidas, como la piratería”, aclaró.

 

El proyecto de dictamen no abre la puerta para el cultivo de transgénicos

Asimismo, el legislador reiteró que el proyecto de dictamen no abre la puerta para el cultivo de transgénicos, ya que estos productos son regulados por la Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados de México. Del mismo modo, asegura que no se puedan patentar plantas ni genes con base en la Ley Federal de Protección a la Propiedad Industrial, la cual prohíbe patentar organismos vivos y genes.

“Con la inclusión de los nuevos elementos en este proyecto de dictamen, se pretende que el campo mexicano continúe siendo pieza clave en el desarrollo social y económico de nuestro país con base en la realidad nacional, lo cual ayudará a producir más alimentos en México y reducir así, la dependencia de las importaciones” finalizó el Diputado Eraclio Rodríguez.

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

bienestaraldia

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *