La educación de los profesionales de la salud. Clave para combatir la obesidad en tiempos de pandemia

La situación de pandemia en la que el COVID-19 colocó al mundo no sólo puso en evidencia la gravedad de la situación en cuanto a obesidad y lo urgente que es atenderla, sino que, contrariamente, también generó condiciones en las que los hábitos alimenticios inadecuados se exacerbaron, ya que, el estar en casa ha provocado grandes estragos en la población en general.

El confinamientoAñadir nueva ha repercutido en todos los aspectos de la vida a la que estábamos acostumbrados, desde la movilidad hasta nuestra rutina de sueño, lo que, desafortunadamente, siempre recae en la alimentación y por lo tanto en el control del peso”, afirma el Dr. Victor Huggo Córdova Pluma, Medico Internista y miembro honorario del Movimiento Nacional Ciencia en Obesidad.

Educación y comunicación

Mucho se trabaja, investiga y conoce acerca de la obesidad y el síndrome metabólico, sin embargo, los resultados finales en el mundo no son significativos. Tanta información puede ser desastrosa sin un consenso u orientación metodológica. Este constructo tiene dos ápices que lo transforman en elementos de utilidad: la educación y la comunicación.

Es así como se justifican los innumerables esfuerzos para reunir la experiencia de diversos autores e Instituciones de salud en el concepto que proporciona la Organización Mundial de la Salud como una de las salidas epistemológicas al difícil problema del síndrome metabólico: intensificar acciones concretas para permanecer en un estado de bienestar.

Aumento de peso en pandemia

El Dr. Córdova comenta que durante esta pandemia se ha observado un aumento de peso considerable en la población en general: Las personas han aumentado en promedio hasta 8 kg ahora que están quedándose en casa, ya que existen muchos factores que los están llevando a comer de más y a tener menos actividad física.

La ansiedad del encierro, el estrés laboral en casa sin tener una separación de las cuestiones del hogar y la alteración de los horarios son sólo algunos ejemplos. Al final, todos tienen un impacto en la alimentación, ya que al estar estresados o ansiosos y tan cerca de la cocina, comemos lo que sea y a la hora que sea, debido a que no se nos ha educado en una cultura de los buenos hábitos alimenticios”.

De acuerdo con el porcentaje que arroja la ENSANUT 2018, 7 de cada 10 mexicanos no están en el peso adecuado, por ello, este es el mejor momento para hacer conciencia y educar a los pacientes sobre la obesidad, que es un problema real de salud que va mucho más allá de la apariencia física y que puede atentar contra la vida. Para combatirlo, uno de los pilares principales debe ser la educación del personal de salud que otorga la atención primaria.

Congreso Internacional de Medicina de la Obesidad (CIMO)

Para ello, El Instituto Latinoamericana de Sobrepeso y Obesidad (ILSO) decidió realizar una reunión en medio de la pandemia por COVID no solo para advertir lo complejo que esta emergencia mundial resulta al actuar en los pacientes que viven con obesidad, diabetes e hipertensión, también en los márgenes tan delicados de las acciones que intentan ser concretas sin salir de los márgenes bioéticos.

Es así como el ILSO, logró un escenario virtual con cuatro mil quinientos asistentes y diversos profesores de países distintos pero no solo en un sinfín de ideas o expresiones, mas bien, apostando por seguir una innovadora forma de estructura educativa en la cual se combinaron cuatro grandes elementos:

Ubicar el problema a discernir,
• Aportar la bibliografía no solo mas nueva sino la que mayor concordancia científica logra,
• Proveer de elementos de juicio para la correcta identificación de la posible solución así como, acompañar en la maniobra educativa a las y los pacientes.

El Congreso Internacional de Medicina de la Obesidad (CIMO) se diseñó justo para cubrir las expectativas descritas. Sus resultados son de manera inmediata visibles; diversos grupos de médicos con intensas inquietudes que lograron establecer contacto directo con los profesores mas allá del tiempo destinado para cada catedra e indiscutiblemente un cambio en sus respuestas diagnosticas, terapéuticas y preventivas con sus pacientes.

La resultante debe leerse solo como el inicio de la maniobra educativa que, para adelantarse en el territorio del conocimiento deberá lograr una forma diferente de comunicar a los médicos, los pacientes y la sociedad en general.

Durante los siguientes veinticuatro meses corresponde al ILSO evaluar esta acción que de ser lo esperado lograra una nueva cita académica dentro de los dos próximos años. Veremos si el resultado final es, el cambio real entre sus protagonistas.

Finalmente, Córdova concluye haciendo hincapié en hacer conciencia sobre lo importante que hoy en día es mantener un peso saludable, recordando que durante esta grave pandemia por la que atraviesa el mundo, el peso ha jugado un papel fundamental en el desarrollo, evolución y recuperación de los pacientes que contraen el virus SARS-CoV-2.

Encuentra más información en:

 Movimiento Ciencia en Obesidad

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

bienestaraldia

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *