Cuidados específicos de la piel según la edad

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y tiene diferentes necesidades conforme pasa el tiempo, por lo que requiere de cuidados específicos en cada etapa de nuestra vida.

La limpieza, la hidratación, la protección y la renovación celular son la base de una piel saludable; sin embargo, las texturas y las concentraciones de los productos que se utilizan en la rutina de belleza deben variar según la edad y las condiciones particulares de la epidermis.

Mi recomendación es empezar con los cuidados desde muy joven. Transcurrida la adolescencia, se puede iniciar un proyecto de salud y belleza para la piel”, señala la doctora Jesse Schwartzberg, directora de Skin Project, clínica dermatológica ubicada en Homero No. 1425, Interior 1105, en Polanco.

En los 20

La genética y el estilo de vida son factores que determinan la calidad y condiciones de la piel, pero, en términos generales, a esta edad la renovación celular, así como la producción de colágeno, está en óptimas condiciones. Por lo que solo se requiere solucionar pequeños detalles e iniciar los cuidados preventivos que ayudarán a tener un cutis saludable y hermoso años más tarde.

La limpieza es fundamental. Por ello, a los 20 años estamos en el tiempo preciso para pensar qué tipo de jabón conviene más. El limpiador debe elegirse según el tipo de piel: grasa, seca, mixta, sensible o si se padece acné”, comenta la especialista.

En el caso de las mujeres, además se debe de considerar qué tipo de desmaquillante es el más apropiado, tanto para el cutis como para los ojos, para evitar un tallado muy fuerte y no lastimar la piel.

“Respecto a la prevención, se recomienda el uso de filtro solar, antioxidantes y un hidratante adecuado. En función de las condiciones de la piel, se puede agregar una crema con efecto de rejuvenecimiento preventivo” y tratar condiciones que quizás se arrastraron desde la adolescencia como es el acné y sus secuelas, explica la doctora Jesse Schwartzberg.

Sobre los procedimientos dermatológicos en cabina, la especialista recomienda la Infusión Dérmica o silk peel, con la que se consigue una limpieza profunda y se mejora significativamente la calidad y el aspecto de la piel.

“En esta edad se puede practicar un procedimiento llamado F Cells, que consiste en tomar una pequeña biopsia de 5mm de piel de detrás de oreja, que se cultivará en criopreservación para conservar nuestros propios fibroblastos, los cuales pueden usarse a los 30, 40 o 50 años de edad”, explica la directora de Skin Project.

En los 30

Conforme pasan los años, van cambiando las condiciones y la calidad de la epidermis: comienza a perder humedad, por lo que piel podría verse reseca; se notan las primeras arrugas de expresion, especialmente en frente, entrecejo y y alrededor de los ojos, las llamadas “patas de gallo”. Además, se presentan los primeros signos de flacidez por la pérdida de grasa en diferentes compartimentos, que se manifiesta en el hundimiento de la ojera y en el surco nasogeniano.

Como se trata de una edad fértil para las mujeres, podrían aparecer manchas por factores hormonales como el uso de anticonceptivos o embarazo.

Además de poner más atención en la protección solar, debemos agregar productos para contorno de ojos, cuello y escote, así como algunos que promuevan la renovación celular que empieza a disminuir durante esta década.

Aquí recomiendo cambiar los productos antioxidantes y los que promueven la renovación celular por unos con mayor concentración de vitamina C y vitamina A, así como de retinoles y de ácido glicólico, los cuales le brindan muchos beneficios a la piel porque, a veces, en esta edad aún quedan algunos granitos, manchitas residuales de acné y puntitos negros y blancos. Asimismo, es una edad en la que la producción de colágeno disminuye y estos ingredientes ayudan a estimularlo.

“Aparte de las concentraciones, hay que pensar en las texturas. Recordemos que la piel latina suele ser más grasosa y con tendencia a mancharse. De modo que mientras más joven, se deben usar tratamientos más ligeros, los cuales serán más untuosos y nutritivos conforme pasen los años. Es decir, los geles se cambarán por cremas ligeras y, posteriormente, por cremas más humectantes, incluso aceites y otras presentaciones”, explica la doctora Jesse Schwartzberg.

Existen otros activos como la niacinamida, que es un antioxidante de choque, el cual también ayudará a regular el exceso de grasa en el caso que aún se presente durante estos años.

En cuanto a la aparatología, la especialista recomienda la luz pulsada, en caso de que haya manchas, así como los láser Q-Switch. Si hubiera flacidez y pérdida de grasa importante, se podría recurrir al Ultraformer (Ultrasonido Hifu) y/o a ciertos tipos de rellenos dérmicos, como la toxina botulínica, que es un gran aliado para evitar que las primeras arrugas de expresión se sigan marcando.

40 en adelante

En esta edad se ven los resultados de los cuidados que se tuvieron en las etapas anteriores o, por el contrario, las consecuencias de no haberlos tenido.

Las arrugas ya son evidentes y se han intensificado las líneas de expresión, sobre todo en frente, entrecejo y alrededor de los ojos. Las manchas solares no tratadas ya son más difíciles de disimular y es probable que haya mayor cantidad.

La flacidez por la pérdida de grasa es más notoria en diferentes compartimentos como en la ojera, en el surco alrededor de la boca y por debajo de ella, por lo que se marca la llamada “línea de marioneta”.

Ya empezamos a perder el perfil de la mandíbula y la papada se vuelve más evidente. Además, la piel se nota más reseca y algunas personas se sienten incómodas con el aspecto de su cuello y escote, causado, en gran medida, por la posición tomada al trabajar con la computadora o celular y al dormir.

Se requieren productos tópicos con texturas untuosas y de fórmulas más nutritivas, con una mayor concentración de antioxidantes y de ingredientes que promuevan más efectivamente la renovación celular para estimular mayor cantidad de colágeno. De igual forma, la aparatología ofrece muchas opciones en esta edad.

Sin importar tu edad, es importante que recuerdes siempre acudir a un especialista en dermatología que, en función de las necesidades de tu piel, sugerirá una combinación de varios procedimientos para lograr un resultado óptimo y desarrollar un plan de belleza y salud de la piel.

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

bienestaraldia

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *