Calidad y seguridad para pacientes con Enfermedad Renal Crónica

Según estimaciones del Institute for Health Metrics and Evaluation (IHME), en 2019 hubo alrededor de 16 millones de mexicanos con Enfermedad Renal Crónica (ERC) en alguna de sus fases.

Por su parte, la investigación Overview of the Burden of Chronic Kidney Disease in Mexico reporta que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) atiende aproximadamente a 71 mil pacientes con este padecimiento.

Esto corresponde al 85% del total de personas a nivel nacional que requieren alguna terapia de sustitución renal –como diálisis peritoneal (DP), hemodiálisis (HD) o trasplante— para remplazar las funciones que sus riñones han perdido; entre ellas, la capacidad para eliminar el exceso de agua corporal y filtrar sustancias tóxicas de la sangre.

La pandemia por COVID-19 representa un riesgo especial para quienes padecen ERC en la fase más avanzada, debido a que tienen un sistema inmunológico debilitado y comorbilidades importantes, como diabetes, hipertensión, patologías cardiovasculares u obesidad.

Además, aquéllos que necesitan transportarse a algún centro de salud para realizar sus tratamientos, tienen mayores dificultades para mantener la distancia social.

Un estudio publicado por el American Journal of Kidney Diseases analizó a un grupo de pacientes de Enfermedad Renal Crónica tratados en una cadena de clínicas de Estados Unidos. Se encontró que cerca del 6% contrajo COVID-19 y que, entre ellos, la tasa de mortalidad fue del 25 por ciento.

En México, Datos de la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud arrojan que el 2% de los pacientes positivos de COVID-19 sufre de ERC y necesita de alguna terapia de remplazo renal, y que el 66% de ellos es hospitalizado. Por ello, es muy importante contar con tratamientos que disminuyan la exposición a riesgos de contagio, como la DP en el hogar.

“Baxter, compañía global especializada en dispositivos médicos, ha innovado en diálisis peritoneal domiciliaria, integrando la plataforma de monitoreo remoto a sus máquinas de Diálisis Peritoneal Automatizada (DPA), comentó Alfonso Ramos, gerente senior de Asuntos Médicos para Baxter México, Centroamérica, Puerto Rico y Caribe.

Agregó que «con esta tecnología de última generación, las personas que son tratadas con  diálisis peritoneal domiciliaria pueden realizar sus terapias desde casa, contando con acompañamiento a distancia por parte de su médico”.

La plataforma que permite el seguimiento continuo del paciente se conoce como Sharesource y funciona a través de datos e información almacenados en la nube. De esta forma, el equipo de salud puede dar seguimiento y ajustar los tratamientos de sus pacientes de manera remota, según sus necesidades específicas. Las modificaciones pueden realizarse desde un equipo de cómputo o dispositivos móviles. Esto evita que el paciente tenga que asistir a la clínica”, aseveró.

Esta tecnología disminuye la necesidad de que los pacientes se trasladen, lo cual es clave durante la pandemia. De acuerdo con la publicación Programa de monitoreo remoto de pacientes con Diálisis Peritoneal Automatizada: impacto en la hospitalización, el uso de la plataforma se asocia con una reducción del 39% en las hospitalizaciones comparada con pacientes en DPA sin monitoreo remoto, así como con una disminución del 54% en la duración de la estadía en el hospital.

Se ha demostrado que la diálisis peritoneal en el hogar es una terapia segura y efectiva; sin embargo, para que sea exitosa, es fundamental que existan los protocolos necesarios para garantizar los estándares de atención que los pacientes renales requieren.

 

Referencias

[1]Purcell C, Smith M, Vos T, et al. Global, regional, and national burden of chronic kidney disease, 1990–2017: a systematic analysis for the Global Burden of Disease Study. The Lancet. 13 de febrero de 2020. doi: https://doi.org/10.1016/S0140-6736(15)60692-4.
[2]Informe al Ejecutivo Federal y al Congreso de la Unión sobre la situación financiera y los riesgos del Instituto Mexicano del Seguro Social, 2019-2020.
[3]Paniagua-Sierra JR, et al. Enfermedad Renal Crónica, Rev. Med. Instituto Mexicano del Seguro Social, 2017.                                                                                                                                                                                                                                  
[4]Hsu CM, Weiner DE, Aweh G, et al. Infección por COVID-19 entre pacientes de diálisis de EE. UU.: Factores de riesgo y resultados de un proveedor nacional de diálisis. Publicado en versión online el 16 de enero de 2021. Am J Kidney Dis. doi:10.1053/j.ajkd.2021.01.003.
[5]Datos Abiertos, Dirección General de Epidemiología. COVID-19, 9 de marzo de 2021.
[6]Sanabria M, Buitrago G, Bunch A, et al. Programa de monitoreo remoto de pacientes con Diálisis Peritoneal Automatizada: impacto en la hospitalización. Publicado en versión online el 1 de septiembre de 2019.

 

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

bienestaraldia

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *