La microbiota nasal también está relacionada con la severidad de la dermatitis atópica

Además de la relación comprobada entre la microbiota cutánea y la dermatitis atópica, ahora se sospecha también que la microbiota nasal sirve de reservorio de bacterias que mantienen la autocontaminación entre la piel y la nariz.

Mediante un estudio de la composición microbiana de 90 muestras nasales y 108 de piel lesionada de pacientes con dermatitis atópica, un equipo de investigadores de los Países Bajos encontró que, mientras las lesiones cutáneas estaban colonizadas casi exclusivamente por estafilococos, estas especies estaban lejos de ser mayoritarias en la microbiota nasal, más diversificada y dominada por otras bacterias, entre las que destaca la de nombre Moraxella.

De acuerdo con sus resultados, recuperados por el Biocodex Microbiota Institute, la severidad de la enfermedad mostró una correlación aún más estrecha con la composición de la microbiota cutánea. Esta asociación entre las microbiotas y la severidad de la dermatitis se basa especialmente en la presencia de estafilococos procedentes de las microbiotas cutánea y nasal, pero también en la de otras especies, como Moraxella en la nariz.3

Los científicos concluyen que estos resultados sugieren que un desequilibrio de las microbiotas cutánea y nasal podría desempeñar un papel en el empeoramiento de la inflamación característica de la dermatitis atópica, por lo que es necesario continuar las investigaciones para identificar de manera más precisa las diferentes especies de bacterias implicadas en la enfermedad.

Tres veces más frecuente que hace 30 años, la dermatitis atópica –también conocida como eccema alérgico– afecta a 20% de los niños y se ha convertido en la primera dermatosis infantil en países industrializados. Aun cuando en la mayoría de los casos desaparece durante la adolescencia, entre el 10 y 15 por ciento de los pacientes la sigue padeciendo toda la vida.

Aunque, en lo general, el tratamiento de la dermatitis atópica busca limitar la irritación de la piel (mediante el uso de ropa de algodón, geles sin jabón, secado suave) y aliviar las lesiones con cremas hidratantes y esteroides tópicos, un nuevo enfoque propone corregir el desequilibrio de las microbiotas intestinal y cutánea mediante el uso de probióticos.

El Biocodex Microbiota Institute es un centro de conocimiento que pone información científica sobre la microbiota a disposición del público en general y los profesionales de la salud.

 

Fuentes

  1. Dermatitis atópica: la microbiota cutánea tiene un cómplice. Biocodex Microbiota Institute, 2020: https://www.biocodexmicrobiotainstitute.com/es/publicaciones/dermatitis-atopica-la-microbiota-cutanea-tiene-un-complice
  2. Nasal and skin microbiomes are associated with disease severity in paediatric atopic dermatitis. Br J Dermatol. 2019: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/30737999/#affiliation-1
  3. Dermatitis atópica: la microbiota cutánea tiene un cómplice. Biocodex Microbiota Institute, 2020: https://www.biocodexmicrobiotainstitute.com/es/publicaciones/dermatitis-atopica-la-microbiota-cutanea-tiene-un-complice
  4. Eccema. Biocodex Microbiota Institute, 2016: https://www.biocodexmicrobiotainstitute.com/es/aparato-cutaneo/eccema
  5. Ibidem.  

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

bienestaraldia

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *