¿Y después de una cirugía? Cuidados en las mascotas para prevenir infecciones

Las infecciones del sitio quirúrgico (ISQ), también llamadas infecciones de heridas postoperatorias, son aquellas que se pueden presentar dentro de los primeros 30 días después de un proceso quirúrgico.

Las ISQ pueden causar dolor, malestar y complicaciones graves en los animales, afectando su recuperación y calidad de vida.

Es por eso que la médico veterinario zootecnista, Sinaí Centeno, de la división Pequeñas Especies de Esteripharma®, explica la importancia de una atención cuidadosa a la prevención y el manejo de infecciones, esencial para garantizar el bienestar de los pacientes y evitar sufrimientos innecesarios: “Los veterinarios tenemos la responsabilidad ética de proporcionar el mejor cuidado posible a nuestros pacientes”.

Es de gran importancia realizar los procedimientos quirúrgicos con protocolos de bioseguridad y antisepsia estrictos.

Evita que las intervenciones quirúrgicas se compliquen

“La prevención y el tratamiento efectivo de las ISQ forman parte de este deber, asegurando que las intervenciones quirúrgicas no resulten en complicaciones evitables que puedan dañar la salud del animal”.

Estancia hospitalarias prolongadas

Estas infecciones son responsables de un aumento de la morbilidad, la mortalidad, la estancia hospitalaria prolongada, el aumento de los costos y un impacto negativo en el estado emocional del propietario, principalmente.

“Por esta razón, es de gran importancia realizar los procedimientos quirúrgicos con protocolos de bioseguridad y antisepsia estrictos, entre los cuales se incluye el uso de soluciones de irrigación adecuadas”, menciona la MVZ Sinaí Centeno.

La irrigación de las heridas quirúrgicas es una técnica intraoperatoria que puede reducir la tasa de ISQ por su función de lavado que arrastra microorganismos potencialmente dañinos.

Las infecciones pueden causar dolor, malestar y complicaciones graves en los animales, afectando su recuperación y calidad de vida.

“Para ello, existen soluciones electrolizadas de superoxidación (SES) con pH neutro que se pueden utilizar como soluciones de irrigación quirúrgica y que son de uso exclusivamente veterinario, que, gracias a su acción antiséptica, previenen infecciones en procedimientos quirúrgicos que incluyan irrigación en cavidades corporales y articulaciones, además de tener nula citotoxicidad”, agrega Sinaí Centeno, destacando beneficios como:

  • Evita ISQ.
  • Previene complicaciones quirúrgicas y postquirúrgicas.
  • Favorece el proceso de cicatrización posterior al procedimiento quirúrgico.
  • Sin efectos adversos.
  • Reduce el uso de antibióticos.
  • Promueve la recuperación rápida del paciente.

Aunque existe una prevalencia estimada de ISQ en pequeños animales de 0,2-8%, el número de casos no notificados puede ser significativamente mayor, ya que en medicina veterinaria no se realiza ningún registro/seguimiento real de las infecciones de heridas postoperatorias y durante un período de tiempo más largo (30 o 90 días).

Nuestras mascotas merecen el máximo bienestar.

“Hoy en día, los dueños de mascotas demandan mayor y mejor atención a los cuidados de sus animalitos, pues ellos también merecen el máximo bienestar y salud que se les pueda brindar, como verdaderos integrantes de la familia en que se han convertido”, concluye Centeno.

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

bienestaraldia

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *