¿Qué es la anemia ferropénica y cómo puede prevenirse?

La anemia es un trastorno en la sangre que se caracteriza por la poca concentración de glóbulos rojos, encargados de transportar oxígeno en el cuerpo para los procesos fisiológicos.

Más de  mil 620 millones de personas tienen anemia, es decir, 24.8% de la población mundial según la Organización Mundial de la Salud (OMS)1. Aunque existen distintos tipos, el 50% de los casos corresponden a la carencia de hierro o anemia ferropénica.

“El cuerpo necesita hierro para producir hemoglobina, substancia que permite almacenar y transportar el oxígeno al organismo; padecer anemia ferropénica significa que no hay suficiente hierro, por lo tanto, los glóbulos rojos no pueden trabajar adecuadamente, y las células en la sangre dejarán de transportar las cantidades adecuadas de oxígeno en todo el cuerpo”, detalla la Dra. Yusimit Ledesma, Director Médicos de Takeda México.

“La anemia ferropénica, se da en cualquier edad y género, aunque los grupos más vulnerables son lactantes y niños, así como mujeres embarazadas y en edad reproductiva”, destaca la especialista. “Tener deficiencia de hierro en la etapa de crecimiento puede afectar el desarrollo tanto físico como cognitivo a corto y largo plazo de los niños, en los adultos influye en el desempeño, productividad laboral e incluso riesgo de muerte si no se trata adecuadamente”.

En México, la Encuesta Nacional de Salud 2012 destacó que 11.6% de las mujeres padecen anemia y el porcentaje en embarazadas es mayor, con un 17.9%.2 En este segmento de la población, la deficiencia de hierro se da por un abundante y largo sangrado menstrual y en el caso de las mujeres en embarazo es por los nutrientes que requiere el  bebé para su desarrollo, y por último en la lactancia.

La anemia en el embarazo también aumenta el riesgo de aborto involuntario, muerte fetal y bajo peso del neonato o nacimientos prematuros, lo que incrementa los riesgos de mortalidad infantil, complicaciones en el parto por hemorragias y mayor riesgo de mortalidad, la OMS estima 115,000 defunciones maternas por año en todo el mundo.1 Además de estos factores, los sangrados en el tubo gastrointestinal es causa asociada con la anemia ferropénica.

La especialista de Takeda enlista síntomas que las personas deben tener presentes y visualizarlos en su totalidad y no por separado, que, en caso de presentarlos frecuentemente, se aconseja acudir al médico para someterse a un chequeo general:

  • Sentir agotamiento o cansancio extremo
  • Irritabilidad o cambios de humor
  • Falta de concentración y memoria
  • Anomalías en las uñas como presentar cambios en el color, la forma, la textura o incluso que presenten hundimiento en el medio en forma de cuchara
  • Sistema inmunitario o susceptibilidad a los resfríos y baja resistencia al frío
  • Dolores de cabeza, principalmente si son intensos y frecuentes
  • Dificultad para respirar al realizar actividades simples como subir escaleras
  • Sangrado menstrual muy abundante en el caso de las mujeres

“Aunque los síntomas son preocupantes, la anemia ferropénica es tratable si se detecta de manera precisa; existen efectivos suplementos con hierro (oral e intravenoso) para pacientes anémicos y en mujeres embarazadas o en lactancia. Lo importante es acudir con un especialista ante cualquier síntoma, quien determinará el desarrollo de análisis correspondientes y el tratamiento específico según las condiciones y la severidad de la anemia en cada paciente”, destaca la Directora Médica de Takeda México.

“La anemia es una condición que puede revertirse, en las mujeres se recomienda hablar con el medico si se presenta un flujo menstrual intenso y abundante, en el embarazo con la orientación adecuada se debe equilibrar el consumo de hierro. En general, acciones como consumir una dieta rica en hierro, verduras y hojas de color verde, carnes rojas, frutos secos, y realizar ejercicio para darle al cuerpo la oxigenación suficiente, son hábitos que disminuirán el riesgo de tener alguna condición derivada de la deficiente absorción de hierro”, concluyó la doctora Yusimit Ledesma.

Fuentes
  1. Iron deficiency anemia: Research on iron fortification for efficient, feasible solution, publicada por la Organización Mundial de la Salud y Organización Panamericana de la Salud, párrafo 4, consultado el 4 de noviembre de 2018, disponible en: http://bit.ly/anemia_mundial
  2. Encuesta Nacional de Salud 2012, Instituto Nacional de Salud Pública, página 2 figura 3, consultado el 4 de noviembre de 2018, http://bit.ly/anemia_mujeres

 

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

bienestaraldia

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *