6 tips para lograr tus propósitos de año nuevo

Es una etapa en la que expresamos nuestros mejores deseos o propósitos para el año que comienza, ya sea practicar yoga, andar en bicicleta, caminar más o comer mejor; sin embargo, muchos de esos propósitos quedan olvidados en poco tiempo.

Es tiempo de cambiar y lograr que esas metas e intenciones las enfoquemos correctamente y se traduzcan en pasos positivos hacia un estilo de vida saludable. Algunos expertos comparten su experiencia para ayudarte a hacer un cambio real. Toma nota.

Consejos de una nutrióloga

Asegúrate de que sea específico

Keri Gans, nutrióloga y autora de The Small Change Diet, dice que normalmente tiene pacientes que comienzan el año con grandes propósitos que no duran más de una semana. Son demasiado grandes “Tiene que ser específico y tiene que ser medible”, dice Gans. “Si quieres comer de manera más saludable, necesitas especificarlo: ‘Quiero comer una pieza de fruta todos los días como postre’ o ‘Quiero comer una verdura todas las noches con la cena'”. Keri también recomienda registrar tu progreso para que te sientas más responsable y así poder lograrlo, por ejemplo puedes registrar lo que comes en la app de Fitbit.

Asegúrate de que sea realista.

Asegúrate de que sea realista

Algunos propósitos no son factibles. “Sé honesto contigo mismo”, dice Gans. “Cocinar la cena en casa cuatro noches a la semana no debería ser tu objetivo si viajas constantemente por trabajo”. Dado que obtener objetivos genera energía positiva, eso aumentará el éxito y te mantendrá en el camino. Si constantemente te sobrepasas o no eres sincero contigo mismo sobre el tipo de objetivos que pueden funcionar mejor para ti, perderás la marca y te deprimirás. Por lo tanto, si cocinar en casa será problemático, cambia ese objetivo por ensaladas diarias para el almuerzo, algo que puedes conseguir fácilmente fuera de casa, o prepararla al momento.

Consejos de una psicóloga

Haz un plan para tus propósitos

Es fácil sentirse entusiasmado con establecer objetivos, y olvidarse de los logros que se alcancen. “Una vez que hayas determinado cuál será tu objetivo, haz un plan y mantenlo a simple vista”, dice la psicóloga y consejera Karla Ivankovich, PhD, profesora adjunta de psicología en la Universidad de Illinois, Springfield. “Tal vez lo cuelgues en tu espejo, tal vez en el refrigerador, pero el recordatorio visual debe incluir tu objetivo, por qué lo elegiste y un recordatorio de por qué dejar de fumar no es una opción”. Enumerar los pros y los contras de tu elección puede ayudar, dice Ivankovich. Cada vez que comiences a vacilar en tu convicción de ir al gimnasio o leer una novela en lugar de ver un reality, recuerda que tu desarrollo personal vale la pena.

Dale una luz positiva a tus metas.

Mantén los propósitos separados de las metas a alcanzar

Los propósitos deben ser como mini objetivos, o intenciones. Puedes reconfigurarlos en cualquier momento durante todo el año; piensa en ellos como piezas pequeñas que alimentan una visión más grande. “En realidad, esto es muy diferente del establecimiento de objetivos anuales”, dice Ivankovich. “Al comienzo del año, elige cinco objetivos sólidos que desees lograr. Una vez que los tengas, establece un plan para lograr cada uno”. Tus objetivos o intenciones se ajustan a ese plan, razón por la cual los propósitos no deben limitarse al Año Nuevo. Reevalúa tu progreso cada 30 días para ver si te has estado moviendo en la dirección correcta, dice Ivankovich. “Hazte preguntas como: ‘¿Comencé un camino o un plan hacia esa meta? Si no, ¿qué debo hacer? ¿Qué aspecto tendrá mi camino para llegar allí? “. “Cuanto más reconozcas la presencia de tus metas y te esfuerces en trabajar para lograrlas, mayor será la probabilidad de que sigas teniendo éxito”.

Consejos de un entrenador personal

Dale una luz positiva a tus metas

“Darte un tiempo para el gimnasio no debe sentirse como una sentencia a prisión. Trata de no darle un giro tan negativo a lo que es positivo, como estar más saludable o hacer ejercicio. “Es una mentalidad”, dice el entrenador personal Jimmy Minardi, fundador de Minardi Training. “Escucho mucho, ‘Necesito quemar el pavo’, ‘todo es culpa de la comida’, y así sucesivamente: si te haces promesas negativas, no funcionará”. Entra en el gimnasio con la consigna de que esos 30 minutos levantarán tu estado de ánimo, que no destruirán tu energía, y busca una actividad que disfrutes. Encuentra algo que te parezca divertido. Únete a una clase o club, conoce a otros divirtiéndose y aliméntate de su energía positiva ,” dice Minardi.

Mantén los propósitos separados de las metas a alcanzar.
Comienza con metas pequeñas y construye más con base en ellas

Digamos que realmente quieres probar yoga, o tal vez estés interesado en Crossfit o en andar en bicicleta. Aunque podrías estar motivado y emocionado, bájale dos rayitas. No te comprometas cinco veces a la semana… todavía. “Las metas son como una caminata de mil kilómetros”.

“Si no puedes hacerlo una vez a la semana durante tres meses, claro que no podrás hacerlo todo de una vez o regularmente”. Comienza poco a poco. Trata de encajar tu actividad objetivo a una vez por semana. Si te gusta lo que estás haciendo y logras el objetivo de una vez por semana, puedes agregar más días a la mezcla. Y no olvides realizar un seguimiento de tus objetivos de ejercicio y tu progreso (algo que puedes hacer muy fácilmente y sin problemas con dispositivos de Fitbit como Charge 3 o Versa).

 

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

bienestaraldia

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *