¿Sabías que la lumbalgia es la segunda causa más común de consulta médica?

Así lo informó la doctora María Luz del Carmen Candelas, adscrita al Servicio de Geriatría del Hospital General de México, quien precisó que personas con obesidad, sedentarias o que cargaron peso sin las medidas correctas son las más propensas a padecerla.

Este dolor, que afecta tanto a jóvenes como a adultos, puede ser agudo o crónico y se presenta principalmente en la zona baja de la espalda, por lo que es la segunda causa más común de consulta, informó la especialista.

En entrevista, la doctora Carmen Candelas González explicó que los síntomas de la lumbalgia se manifiestan con dolor agudo o crónico desde el borde inferior de la primera costilla hasta el pliegue inferior del glúteo e, incluso, puede extenderse hasta las piernas.

Explicó que existen dos causas que generan este problema:

La lumbalgia puede aparecer por episodios.
Causas mecánicas

Éstas son las más comunes y se caracterizan porque el dolor puede estar relacionado con un ligamento o músculo, con osteoporosis –debido a que se va deteriorando el cuerpo vertebral–, una compresión, una fractura de la vértebra e, incluso, por antecedentes de traumatismo o escoliosis (joroba), y el dolor desaparece o disminuye cuando el paciente está en reposo.

Causas no mecánicas

Dichas causas pueden ser generadas por un tumor en la columna, una infección, una enfermedad reumática y, en estos casos, el dolor no cede a pesar de que el paciente esté inmóvil.

La especialista señaló que la lumbalgia también se puede identificar porque aparece por episodios, es decir, la molestia se presenta por unos días, se va y vuelve a aparecer un mes después.

Es recomendable una rutina de ejercicios que fortalezcan la musculatura y los ligamentos.

Por último, la geriatra recomendó que los adultos mayores que presentan algún síntoma acudan con un especialista para identificar las causas del padecimiento.

Indicó que es necesario realizar una radiografía para que con base a ello se dé el tratamiento adecuado, como la implementación de una rutina de ejercicios que fortalezcan la musculatura y los ligamentos que den soporte a la columna, se aplique calor en la zona o se recomienden analgésicos.

Puntualizó que el sobrepeso aumenta las molestias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *