Inmunoterapia para combatir el cáncer ya es una realidad

Uno de los avances científicos más importantes de este siglo es el uso de la inmunoterapia para combatir el cáncer, ya que se basa en utilizar al sistema inmune, que es el encargado de defender a nuestro cuerpo de amenazas externas, pero también de atacar y destruir tumores.(1)

Ante el escenario de la construcción de un tratamiento cada vez más personalizado y eficaz contra el cáncer, el Dr. Bin S. Teh, vicepresidente del Departamento de Radioterapia del Hospital Houston Methodist y Weill Cornell Medical College, ofrece a sus pacientes la opción de combinar la inmuno oncología con la radioterapia para atacar ciertos tipos de cáncer.

“La radioterapia se ha utilizado como un tratamiento estándar y efectivo para tratar muchos tipos de cáncer, es lo que hemos usado durante muchos años. Por otro lado, la inmunoterapia es algo muy nuevo, pero es considerada como uno de los avances más significativos en oncología de los últimos dos años,” explicó el experto.

Agregó que, “la inmunoterapia estimula el sistema inmunológico del paciente para combatir el cáncer a través de ciertas células, las cuales son denominadas linfocitos T específicos del tumor. Hay tres grupos diferentes de inmunoterapia que están aprobados por la FDA, a través de las cuales se activan las células T del paciente y éstas ayudan a combatir o a terminar con las células cancerosas.”

A través de sus investigaciones el Dr. Bin S. Teh ha encontrado que, haciendo una sinergia con ambas técnicas, el mecanismo de acción de destrucción de células malignas se potencializa, ofreciendo un mayor beneficio al paciente y en un menor tiempo.

Por lo tanto, y de acuerdo con el especialista, la radioterapia parece mejorar los efectos de la inmunoterapia, con mejores respuestas y a largo plazo tanto locales, como regionales y sistémicas, en pacientes que reciben tanto radioterapia, como inmunoterapia.

“Ambas terapias activan el mecanismo de destrucción celular, pero cuando se combinan, activamos aún más la respuesta inmunológica del paciente. Cuando utilizamos radiación para tratar el cáncer, la célula cancerosa muere y el sistema inmunológico se activa, a través de las células T que atacan ya no sólo el área que fue radiada sino fuera de ella. Por ejemplo, si tratamos el cáncer de pulmón y luego, cuando estimulamos el sistema inmunológico, las células T se activarán y atacarán al cáncer de pulmón, pero también pueden ir a otras partes del cuerpo, por ejemplo, si existe metástasis en hueso o hígado.”

De acuerdo con el Dr. Teh, a esta acción se le conoce como “efecto abscopal, el cual significa que una radiación local puede causar un efecto sistémico, es decir que podemos ver los efectos de la radiación en el tumor que fue radiado, pero también en el tumor no irradiado donde exista metástasis. Ahora, cuando combinamos ambas terapias, hacemos que la inmunoterapia funcione aún mejor con una mayor respuesta de ataque al tumor”.

Si bien la radioterapia es un tratamiento estándar utilizado en todo tipo de carcinoma, el especialista explica que la sinergia con inmunoterapia aún no es para todos los pacientes.

“Por ahora, la inmunoterapia sólo se administra en cierto grupo de pacientes, ya que su uso sólo ha sido aprobado para cáncer de pulmón, melanoma, cáncer de riñón, linfoma y cáncer de vejiga.” Explicó que este uso terapéutico en sinergia se utiliza si el paciente no responde a la quimioterapia sistémica.

“Si falla la quimioterapia sistémica, entonces utilizamos este enfoque. En el Hospital Houston Methodist tenemos la opción de combinar radioterapia e inmunoterapia. Además, tenemos un avance con un tipo de radiación más dirigida que se llama Terapia de Radiación Estereotáctica (SBRT por sus siglas en inglés), a través de la cual tratamos únicamente al tumor, protegiendo así al tejido circundante.”

Agregó que actualmente están probando en ciertos tumores de cáncer de mama. “Estamos en ensayos clínicos que combinan un poco más de lo que acabo de describir. También estamos inyectando ciertos virus destructores de células cancerígenas en el tumor y luego tratamos con SBRT seguido de inmunoterapia. La inyección local de la terapia viral oncolítica nos ayuda estimulando aún más el sistema inmunológico para que éste ataque por completo a las células cancerosas.”

Dentro de los avances clínicos que el equipo del Dr. Teh está realizando se encuentran ensayos clínicos con este enfoque que combina radiación, inyecciones intra-tumorales de terapia viral, y también inmunoterapia local, además de inmunoterapia sistémica. Este tipo de terapias se están probando en pacientes con cáncer de mama, cáncer de pulmón, melanoma uveal metastásico y también estamos desarrollando pruebas sobre el cáncer de próstata y el cáncer de riñón, por lo que esto es un gran avance oncológico realizado desde el Hospital Houston Methodist.

Objetivo: terapia para todo tipo de cáncer

Para el Dr. Teh y su equipo, el objetivo de todas sus investigaciones es que algún día esta combinación de terapias puedan ser usadas en todo tipo de cáncer a futuro.

Buscamos que nuestros ensayos clínicos demuestren la efectividad del uso de la radiación para hacer que la inmunoterapia funcione aún mejor en cánceres como el de riñón, y también de próstata. Pero hay un objetivo de utilizar este enfoque combinado en todos los cánceres, y poco a poco vamos llegando a esa meta.”

Referencia

Janeway CA, et al. Immunobiology: The Immune System in Health and Disease. 6th ed. New York, NY: Garland Science: 2004. Pardoll DM. The blockade of immune checkpoints in cancer immunotherapy. Nat Rev Cancer. 2012;11:252-264.

 

 

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

bienestaraldia

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *