Siete recomendaciones para un verano más sustentable

Actualmente el mundo enfrenta problemáticas que están relacionadas directamente con el cambio climático; por un lado, hay regiones que enfrentan olas extremas de calor y sequías, y por el otro, ciclones y desabasto de alimentos producto de las afectaciones en el suelo, causados de alguna manera, por la actividad humana.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), se prevé que, entre 2030 y 2050, el cambio climático causará unas 250,000 muertes adicionales cada año debido a esta situación.

Expertos han resaltado, insistentemente, la importancia de cambiar los hábitos de las personas hacia un consumo más responsable y generar acciones que tengan menor impacto ambiental para ayudar a contrarrestar estas problemáticas. El verano representa una buena oportunidad para generar conciencia; es la época del año en la que muchos salen de vacaciones o dedican tiempo para actividades personales.

Así lo recuerda, Vida Circular, iniciativa de educación e información para promover la Economía Circular del Plástico y nos brinda algunas recomendaciones para sumarte a esta causa.

1. Uso responsable del agua. Recuerda que algunos estados de México y algunos países de América Latina y el Caribe sufren de estrés hídrico. Evita el desperdicio del agua en actividades cotidianas, por ejemplo: reduce el tiempo a la hora del baño o cierra la llave si no la usas mientras lavas los trastes.

2. Elige el turismo responsable. Si decides salir de vacaciones, opta por lugares que sean 100% responsables con el medio ambiente y con las comunidades locales. Este tipo de turismo busca promover el conocimiento del entorno natural de una zona a la vez que genera conciencia al visitante de su conservación a través de elementos de educación ambiental.

3. No dejes tu huella. La actividad turística genera el 80% de los desperdicios que se acumulan en los diferentes destinos. Es muy importante prestar atención a dónde se deposita la basura en vacaciones, mucho más en entornos naturales protegidos. Procura tirar en cada contenedor los residuos correspondientes para su correcto reciclado.

4. Evita encender la luz cuando no sea necesario. Aprovecha las horas de luz natural que ofrece el verano y apaga las luces que no estés utilizando, esto representará un impacto positivo en la huella de carbono que generes durante tus vacaciones. De igual manera, al salir de casa, desconecta los aparatos electrónicos que no utilizarás

5. Busca alternativas sustentables de alojamiento. Existen hoteles que son amigables con el ecosistema y se preocupan por reducir la huella de carbono. Investiga cuales cuentan con certificaciones que reconocen a los alojamientos que tienen incorporadas prácticas sostenibles.

6. Consume productos locales y de temporada. Consume las frutas y verduras que ofrece el verano durante los meses de junio, julio, agosto y septiembre. Tu alimentación será mejor y al mismo tiempo reduces el impacto que tiene el cultivo en el medio ambiente. Las artesanías originarias del lugar también son una excelente opción para apoyar a las personas que viven del turismo local de nuestro destino.

7. Huerto en casa. Si durante las vacaciones te quedas en casa, intenta crear un huerto casero para cosechar frutas y verduras de temporada, esto representará un ahorro en el gasto diario y tendrás alimentos frescos y de buena calidad.

Es momento de tomar acción y ser responsables con nuestro entorno para no comprometer la vida de las futuras generaciones. Por ello, hacemos un llamado a sumarse a prácticas e iniciativas que generen cambios positivos y elegir una vida cada vez más sustentable.

 

 

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

bienestaraldia

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *