3 cuidados indispensables para el rostro con piel sensible

La piel sensible se puede identificar como una respuesta sensorial desagradable a estímulos que no deberían provocar esas sensaciones; es decir, si tu piel se irrita con algún producto de uso diario. Los signos de irritación no siempre están presentes en personas con piel sensible lo que puede causar confusión con algún tipo de alergia.

Entre los efectos más comunes se encuentran la picazón, ardor, escozor, tirantez y resequedad y para ayudar a disminuirlos es necesario desarrollar una rutina especial que sea práctica y sencilla. El mantener un buen cuidado de la piel y llevar un estilo de vida saludable, puede ayudar a retrasar el envejecimiento natural y prevenir varios problemas cutáneos.

Tener piel sensible requiere de una rutina de cuidado especial y muchas veces no ponemos atención especial al rostro.

¿Sabías que un 70 % de las mujeres y un 60 % de los hombres a nivel global han detectado tener piel sensible? Si te identificas con los efectos mencionados anteriormente, el dermatólogo Miguel Gou, te comparte algunos consejos:

Desmaquíllate antes de dormir

Este consejo viene desde las abuelitas, y es que existen datos que confirman que aquellas personas que no se quitan el maquillaje antes de dormir, envejecen el equivalente de hasta 3 días por noche. Además, si tienes piel sensible es importante que tomes en cuenta que tu piel se irrita con facilidad por lo que el mantenerla limpia, es elemental.

Existen acciones que parecen inofensivas para nuestra piel; sin embargo, el utilizar ciertos activos podría desatar una reacción que puede hacerte sentir incómodo en tu piel.
La limpieza debe de ser suave

Por lo general, cuando limpiamos nuestro cuerpo o rostro, podemos ser un poco duros, ya que desde niños nos enseñan que si no tallamos no sirve y esto afecta nuestra capa protectora de la piel beneficiando la aparición de los molestos efectos característicos de la piel sensible. El dermatólogo  Miguel Go nos recomienda utilizar un gel de ducha suave tanto para cuerpo como para rostro, que no tenga esencia y que sea libre de isotiazolinonas, parabenos y formaldehidos.

Refresca tu piel

Durante el verano el exceso de calor puede perturbar la piel sensible, así que el experto en cuidado de la piel nos sugiere usar agua tibia para lavarte la cara y evita bañarte con agua muy caliente. Si sientes tu piel muy caliente o endurecida, coloca una telita en el refrigerador para usarlo como compresa por la noche en la piel irritada, dice.

 

Finalmente el especialista en salud cutánea nos recuerda que la hidratación es indispensable para la piel sensible. Y no solo habla de la aplicación de productos para la piel, sino que el beber mucha agua te mantendrá hidratado. ¡Una botella bonita en tu escritorio es un gran recordatorio para seguir cuidando tu piel!, concluye.

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

bienestaraldia

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *