Lo que las mujeres dicen sobre el cáncer de próstata

El día de hoy se dieron cita un grupo de mujeres para platicar públicamente sobre la próstata, pues noviembre es el mes designado mundialmente para hacer consciencia sobre la importancia de la salud del hombre y de uno de los diagnósticos más tardíos que se realizan: el cáncer de próstata.

El conversatorio fue liderado por la periodista Pamela Cerdeira, y contó con el testimonio de la Elizabeth de la Vega (Eli), familiar de una persona con el padecimiento, la presencia de la Mariana Castro, Fisioterapeuta – Rehabilitadora de Piso Pélvico, la Dra. Onix Garay, Comisionada de Control y Planeación de Quimioterapia y Radioterapia en la Coordinación de Unidades Médicas de Alta Especialidad del IMSS y presidenta del Consejo Mexicano de Certificación en Radioterapia, la Sra. Mayra Galindo, presidenta de la Asociación Mexicana de Lucha Contra el Cáncer, la Dra. Perla Pérez, Oncóloga especialista en Cáncer de Próstata, y la Dra. Fernanda Prado, gerente Médico en Bayer México.

La plática inició con la historia de Eli y su papá quien relató cómo su mamá se dio cuenta que algo no estaba bien cuando observó un aumento en el número de veces que su esposo iba al baño, tanto en el día como en la noche.

CONVERSATORIO FEMENINO SOBRE CÁNCER DE PRÓSTATA.

Para las expertas, hablar de un diagnóstico temprano y que permite resolver por completo el problema, es cuando los hombres no tienen ningún síntoma y se hace por medio de la medición del Antígeno Prostático (un examen en sangre), lo cual investigaciones han probado que es suficiente para conseguir un diagnóstico temprano de problemas prostáticos.

Eli siguió contando que su papá requirió de uso de sondas para poder eliminar la orina de su cuerpo, con lo cual disminuyó considerablemente su calidad de vida, además de complicar toda la logística de la familia.

Ella hace mención que había que pensar en los baños, el tiempo y los lugares a los cuales podía salir su papá o la familia completa. A lo que las especialistas apoyaron con su experiencia profesional, en donde han encontrado que las preocupaciones más relevantes para los pacientes es la disfunción eréctil y la ida al baño.

Para Eli, la pérdida de la confianza para realizar ciertas actividades de su papá, que su mamá dejara de ser la esposa para ser la cuidadora y que su papá ya no fuera el fuerte y el cuidador, fueron tres de los cambios más profundos en su familia a raíz de la enfermedad de la próstata.

Desde el punto de vista de rehabilitación del piso pélvico, esa zona del cuerpo que se utiliza para cortar el chorro de orina, que al hacerlo se siente la contracción muscular, puede rehabilitarse y aunque el tiempo que se lleva un cuerpo en reaccionar ante los ejercicios de reeducación de los esfínteres es muy particular, sí puede haber una recuperación de la calidad de vida a partir del primer mes de hacer rehabilitación.

El aislamiento del paciente y la modificación de su relación social son factores que disminuyen la calidad de vida del paciente, algo que los médicos deberían de tener siempre en cuenta al momento de atender a un paciente y a su familiar, consideró.

El problema no es de un órgano como la próstata, el problema es de toda la familia. Resaltaron que una buena relación entre el médico, el paciente y su familiar, en la mayoría de los casos, la esposa, es esencial para conseguir un resultado óptimo en la recuperación de la salud prostática.

Una de las informaciones más populares entre la gente en cuanto al cáncer de próstata es que avanza muy lento, sin embargo, las especialistas coincidieron en que no siempre es así, ya que hay tipos de cáncer prostático que puede avanzar rápidamente, por ello es esencial el tratamiento inmediato en cualquier paciente que detecte el cáncer de próstata.

Si bien pueden pasar dos años, aproximadamente, entre el inicio de los síntomas -como el aumento en el número de veces en las que se va al baño- hasta llegar a la metástasis (tumores en otras partes del cuerpo), los sistemas de salud o incluso las mismas decisiones de los pacientes pueden ser cruciales para atacar el problema de raíz y ayudar a alargar la vida de la persona con la calidad que merece.

La recomendación en la que todas las especialistas coincidieron es que los hombres, a partir de los 50 años, deben realizar una determinación de antígeno prostático en sangre cada año y acudir al urólogo a una valoración a partir del resultado. Si bien, el tacto rectal es la forma más común para detectar anomalías en este órgano, la buena noticia que nos dieron es que no se requiere para hacer un diagnóstico temprano, para eso está el antígeno prostático.

Quienes atienden a pacientes con problemas prostáticos, comentaron que una constante es que las mujeres sean las que hablan durante la consulta. Dan síntomas, datos, responden preguntas, hacen preguntas, anotan tratamientos, ejercicios y quieren también tomar decisiones por los pacientes. Todas recordaron que los pacientes son ellos, es su cuerpo y es su vida, haciendo referencia a la autonomía del paciente.

Las iniciativas y los esfuerzos para sensibilizar y convencer a los hombres de hacerse estudios de antígeno prostático y visitas al urólogo vienen desde hace mucho y el papel de la mujer siempre ha sido relevante.

Otro tema que se mencionó es el enojo, tanto del paciente por cómo cambia su vida, de la familia por el susto del diagnóstico y la perspectiva, por el cambio de vida, y del médico por la sobrecarga de trabajo, por lo avanzado de la enfermedad en los pacientes, por falta de tratamientos o soluciones con las que cuentan y porque falta motivación.

La próstata y el diagnóstico de cualquier problema prostático, por sus consecuencias en la vida diaria, tiene un fuerte componente emocional que impacta en la salud mental de todos.

Por lo que es esencial poder generar espacios amorosos, de confianza, en donde haya la apertura de conversar de lo cotidiano, de la logística, del costo económico, y también de las emociones y la salud mental. Si bien las mujeres toman la responsabilidad de educar a su pareja, o su padre, si se hace, es necesario hacerse desde el amor, la calidez, la paciencia y el trabajo en equipo, respetando también las decisiones de los pacientes.

Las panelistas coincidieron en que no es lo mismo ser la mamá regañona, que ser la energía femenina amorosa que habla de los temas complicados y que contiene y acompaña porque quienes están enfermos o potencialmente con un problema, son personas importantes en la vida de las mujeres.

Finalmente se trató el tema del avance en los tratamientos que han sido espectaculares en los últimos 5 años. Esa velocidad hace complicado que se socialice la información en la población y, además, que se tengan disponibilidad de estos tratamientos en los servicios públicos de salud.

Se explicó la complejidad del sistema de salud en México, entre servicios públicos y privados y que dentro de los públicos hay niveles. Los más abandonados son aquellos que no tienen seguridad social, a quienes su pronóstico es aguantarse y morir en sus poblaciones, lo cual nos compromete como sociedad a buscar mejores soluciones para ellos también.

Una preocupación que se mencionó en el panel es que dentro de las normas oficiales mexicanas que están por desaparecer, está la del cáncer de próstata, compartiendo su preocupación por este tema.

Como conclusiones, la detección oportuna cambia el futuro de las personas. Se necesita educación y también apoyo en todos los sentidos, porque ante un diagnóstico temprano hay posibilidad de acción. Aún cuando hay un caso de enfermedad avanzada, siempre pueden recuperar su calidad de vida.

La educación no es sólo para la población general, es también importante para el personal de salud de primer nivel de atención. Un examen de sangre a tiempo puede cambiar totalmente las consecuencias de un diagnóstico prostático, el cual no sólo impacta al paciente, involucra a toda la familia, por lo que toda la familia tiene que ser tomada en cuenta en la consulta.

Y cuando se realiza una rehabilitación de piso pélvico, cada paciente sorprende porque siempre excede las expectativas del especialista. No necesitamos tener el problema para conocer las acciones de prevención, que tienen como objetivo sostener una adecuada calidad de vida de todo el entorno del paciente.

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

bienestaraldia

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *