Tips para reducir el desperdicio de alimentos y darle un giro a los recalentados

La temporada decembrina es una de las más importantes para el consumo de múltiples productos y servicios, estos pueden provocar una gran cantidad de residuos, en especial de comida, lo que conlleva graves problemas sociales y medioambientales.

Se estima que la tercera parte de los alimentos producidos en el mundo van directo a la basura o se desperdician, siendo el 61% proveniente de los hogares.

Además, alrededor del 10% de las emisiones mundiales de Gases de Efecto Invernadero (GEI) provienen de la pérdida y desperdicio de alimentos, al generar metano, que es más perjudicial que el dióxido de carbono, lo que contribuye significativamente al calentamiento global, agudizando tanto los fenómenos meteorológicos, como la brecha de seguridad alimentaria.

Para evitar los sobrantes en los platos, pregunta a tus invitados el tamaño de porción que requieren o invítalos a servirse personalmente.

Por lo anterior, te invitamos a poner en práctica algunas recomendaciones que nos comparte Unilever orientadas a tener unas fiestas más amigables con el medio ambiente:

Prepara una lista de compras: Calcula la cantidad real de productos que necesitarás, esto te ayudará a tener un mejor control de lo que tienes en el hogar. Esto resulta relevante pues en México se estima que 9 de cada 10 cosas desechadas en casa son alimentos que se compran y nunca se usan.

Prefiere productos sustentables: Revisa que los productos que adquieras tengan un proceso de producción amigable con el planeta, incluso puedes incrementar tu consumo de vegetales.

Almacena adecuadamente tus compras: Evita la ruptura de la cadena de frío al transportar tus productos perecederos. Al llegar a casa, almacénalos adecuadamente según su naturaleza: en el refrigerador o congelador.

Maneja con cuidado tus productos y etiquétalos, si es posible: No importan las prisas cuando preparas tus alimentos, ten las manos limpias y tapa bien los recipientes donde los conservas. Ten a la vista la fecha de caducidad y acomoda los alimentos perecederos a la vista para que los tengas presentes.

Porciones adecuadas: Para evitar los sobrantes en los platos, pregunta a tus invitados el tamaño de porción que requieren o invítalos a servirse personalmente.

Comparte alimentos: Aprovecha la temporada para compartirla con quienes lo necesiten. Puedes acercarte a asociaciones o identificar a tu alrededor a personas en situación de vulnerabilidad.

Ayúdale al suelo: Para los desechos vegetales, puedes empezar a compostarlos. En caso de que no tengas un espacio adecuado para esta práctica, podrás contribuir a ella haciendo una separación adecuada de los desechos.

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

bienestaraldia

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *