5 mitos y realidades del cáncer de piel. ¡Acláralos hoy!

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo, es el más visible, protege los órganos internos y ayuda a regular la temperatura, por lo que cobra una relevancia fundamental cuidarla de los efectos del medio ambiente.

La alta exposición a los rayos ultravioleta (UV); usar con mucha frecuencia las camas de bronceado; tener una piel clara o incluso, nuestra propia genética, pueden ser factores de riesgo para desarrollar enfermedades de la piel.

La prevención es clave, por ello, se recomienda evitar salir o exponerse al sol en los horarios de mayor intensidad, entre las 11:00 y las 16:00 hrs, y usar siempre el protector solar.

De hecho, antes de los 18 años el cuerpo humano recibirá hasta el 70% de la radiación solar que en una edad más adulta puede ocasionar problemas de: manchas, arrugas, melasma, fotoenvejecimiento o algún tipo de cáncer. 

Pero, ¿qué tanto sabes acerca del cáncer piel? Con ayuda de la doctora Magda Nájera, especialista en dermatología del Hospital Zambrano Hellion de TecSalud, aclaramos algunas dudas.

Tener lunares es una señal de cáncer de piel

Falso. Los lunares por sí solos no son una señal; sin embargo, la aparición repentina de lunares en el cuerpo con ciertas características lo podrían ser.

Si el lunar es asimétrico, con bordes no limitados, color café muy intenso y que se expande rápidamente a partir de los 6 meses, puede ser señal de que algo no anda bien y será necesaria tu visita con el dermatólogo para descartar cualquier sospecha.

La alta exposición a los rayos ultravioleta (UV); usar con mucha frecuencia las camas de bronceado; tener una piel clara o incluso, nuestra propia genética, pueden ser factores de riesgo para desarrollar enfermedades de la piel.

 Las personas que tienen pecas van a desarrollar cáncer de piel

Falso. Las personas que tienen pecas, con fototipo de piel claro o más oscuro, tienen el mismo riesgo que otro individuo a desarrollar esta enfermedad si no tienen los cuidados necesarios, como usar protector solar.

Sin embargo, es cierto que las personas con pecas presentan una mayor fotosensibilidad a los rayos del sol o rayos UV, por lo que su piel es más propensa a quemarse ante estas exposiciones.

Las camas de bronceado no son peligrosas

Falso: Es común pensar que las camas de sol son muy inocentes, porque sólo vas a tomar algunas sesiones para broncearte, por ejemplo, para una boda, sin embargo, al final del día, es radiación que se acumula en el cuerpo y va dañando las fibras elásticas de nuestra piel, al grado de ocasionar algún tipo daño que puede resultar en cáncer de piel.

No es necesario usar protector solar en días nublados

Falso. Todos los días recibimos alguna cantidad de rayos UV, incluso en días nublados, cuando estamos en casa y hay una ventana abierta por la que entra la luz, en nuestra oficina o al manejar.

Por lo que es muy importante que uses el protector solar todos los desde la mañana y lo reapliques cada 3 o 4 horas. Este producto es una de las barreras más importantes para evitar el cáncer de piel.

Las lámparas de manicura provocan cáncer en manos o dedos

Falso. La cantidad de rayos UV que estos aparatos irradian no es tan alta o frecuente como para ocasionar esta enfermedad.

¡Recuerda!

La prevención es clave, por ello, se recomienda evitar salir o exponerse al sol en los horarios de mayor intensidad, entre las 11:00 y las 16:00 hrs, y usar siempre el protector solar, así como sombreros, lentes o camisas con Factor de Protección Solar (SPF por su siglas en inglés).

Es importante que revises tu piel con frecuencia y no desestimes ninguna señal de las que te mencionamos.

Si tienes alguna duda acude con tu dermatólogo para ofrecerte un tratamiento adecuado, según sea el caso.

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

bienestaraldia

Buscamos inspirarte a vivir con bienestar y calidad de vida a través de contenidos útiles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *